Cabero original

En abierto

Enrique Cabero
Blog de Enrique Cabero. Portavoz de PSOE Salamanca

Crisis, desigualdad y pobreza

“De seguir por la senda de la austeridad y los recortes, España llegará a los 18 millones de personas en situación de pobreza en 2022. Nos situaríamos en un 40% de pobreza en diez años, es decir, 2 de cada 5 españoles serían pobres, y el 20% de personas más ricas en España ingresarían 15 veces más que el 20% más pobre”.

Esta es una de las advertencias del informe “Crisis, desigualdad y pobreza”, de lectura y estudio muy recomendables, presentado ayer, 13 de diciembre, por Intermón Oxfam. Como se sabe, Intermón Oxfam se define como una ONG formada por “personas que luchan con y para las personas desfavorecidas y como parte de un amplio movimiento global, con el objetivo de erradicar la injusticia y la pobreza, y para lograr que todos/as puedan ejercer plenamente sus derechos y disfrutar de una vida digna”.

 

Afirma este informe asimismo, con una gran preocupación que no oculta, que “después de décadas de denunciar la desprotección de las poblaciones pobres ante la imposición de la austeridad y el ajuste, con consecuencias terribles, vemos en España una situación idéntica. La crisis de la deuda, las políticas de austeridad y el control férreo del déficit no han conseguido nunca la recuperación de la economía o el retorno a una senda de bienestar. Se deterioran la educación y la salud y se pone en cuestión su condición de universalidad y gratuidad”.

 

Coincido con las recomendaciones del informe, que insiste en que hay alternativas eficaces a los recortes. Señala, en este sentido, que “las principales medidas propuestas se basan en tres grandes ámbitos, que son recaudar con justicia, blindar los derechos sociales y fortalecer la democracia”. Resulta por ello imprescindible “aumentar la recaudación y la justicia fiscal, luchando contra los paraísos y la evasión fiscal, estableciendo medidas de recaudación progresivas que incluyan una tasa a las transacciones financieras internacionales y que financien la lucha contra la pobreza doméstica y fuera de nuestras fronteras”.

 

Se precisa además “blindar las políticas sociales y la cooperación para el desarrollo ante los constantes ajustes fiscales que se realizan. Y, finalmente, adoptar medidas de mejora y regeneración democrática, impulsando la transparencia (con una ley específica de acceso a la información homologable a las del entorno europeo, mucho más allá del actual borrador en discusión en el Congreso), y apostando por una ciudadanía activa, algo que parece ignorar el actual borrador de nueva ley de educación”.

 

No puede olvidarse, con todo, que, a pesar de lo descrito, otros Estados siguen peor, inmersos en su gravísima situación de crisis humanitaria. Así, por ejemplo, téngase en cuenta que la renta en España sigue siendo “50 veces mayor que la de cualquier país de la región africana del Sahel”. En consecuencia, dada la larga trayectoria de la cooperación española y sus treinta y dos años de éxito y experiencia, “sería una tragedia desmontar esa capacidad, desperdiciar esa experiencia, frustrar ese compromiso y abandonar a su suerte a millones de familias”.

Comentarios

Concha 04/01/2013 09:20 #1
Desde la generalidad hasta lo particular. Y el individuo, el ciudadano debe reordenar sus valores; ética y conciencia en comunión a generosidad y capacidad de colaboración. Cooperación en suma basada en el conocimiento de uno mismo y su respeto al otro.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: