Victorino original

Elojoketemira

Victorino García Calderón
Blog de Victorino García

"Nochevieja" estudiantil

Hay eufemismos que matan y lo hacen poco a poco, año a año, diciembre a diciembre -no se debe decir “nochevieja” ya que, cuando salgan estas líneas, aún será día 13 de diciembre y aunque los guarismos sean los mismos, faltarán aún más de dos semanas para el 31- cuando llegan estas fechas, nos vamos acostumbrando a que se tergiverse, se prostituya y se utilice el término como más les guste a quienes se benefician de que siga siendo así.

Las fotos que acompañan este escrito fueron tomadas en 2008, cuando la crisis aún era sueño, malo, pero sueño. Ya entonces, la celebración de este “evento” era algo que se veía que podía tomar tintes de gran acontecimiento, cosa que ahora ya es indudable.

 

Parte de el mundo estudiantil (la pudiente, la otra a ajo y agua que hay crisis) de España entera y países limítrofes está pendiente de venir a Salamanca en la citada fecha, se han enterado de que aquí, a pesar de las prohibiciones y otras ordenanzas restrictivas cuando se lucha o protesta por lo común, aquí, digo, hay “barra libre” en la calle toda la noche y este año es un año especialmente atractivo desde el punto de vista periodístico y social: al Ayuntamiento le ha dado miedo de que las cosas puedan llegar a mayores y han visto cómo en Madrid se “pelaban las barbas” del Madrid Arena y han puesto las suyas a remojar, esto es, a restringir el acceso a una plaza pública y en horario normal para una noche cualquiera, con el fin de controlar tanto el número de asistentes, como las botellas que lleven encima, no siendo que las compren en tiendas pequeñas y estas salgan de la crisis al menos por un día.

 

No, hay que consumir en los lugares apropiados, hay que sacar de la crisis sólo a aquellos que patrocinan la “juerga oficial” y cuyas ganancias dicen que van a repartir entre todos los salmantinos, ya que el “librepensante”  e Ilustrísimo Sr. Alcalde de la siempre acogedora ciudad del “saber” dice que tal congregación humana viene cargada de dinero y que lo van a dejar “a partes iguales” entre todos los habitantes de la ciudad a cambio de ponérsela enterita a sus pies o a sus vomitonas, que viene a ser lo mismo.

 

Así, policías locales, nacionales, sanitarios, bomberos, barrenderos y todos los voluntarios e involuntarios que quieran, pueden ayudar a que los “señoritos” de otros lares dejen los dineros aquí, no importa que entre los involuntarios haya numerosos vecinos que “duermen” en el centro de la ciudad y que al día siguiente se tengan que levantar de buena mañana para ir al trabajo (algunos dirán: el que lo tenga).

 

Que no se preocupen estos vecinos, si no pueden dormir es porque los “bellos cánticos” de los “donceles” y “doncellas” irán acompañados de maravillosos sonidos metálicos de botes rodando por las calles a patadas y cristales “clinquineantes” de botellas que antes han estallado contra suelos y paredes, formando así una ópera que ya hubieran querido Wagner o Puccini para las suyas, cosa que deberán agradecer, en su día, votando a  los mismos de siempre, que para eso velan por ellos haciéndoles partícipes de semejante “obra de arte”.

 

Es evidente que el consistorio no tiene voluntad de acabar con este BOTELLÓN que consiente, auspicia, proclama, vende, patrocina… ¿por qué? yo tengo mis sospechas, los vecinos también, y creo que coincidimos todos en que alguien sale beneficiado del asunto, que alguna cuenta se engorda más de lo debido, pero el lector debe estar tranquilo, es muy probable que no sea la suya, y como un servidor, seguiremos padeciendo la puta crisis mientras los  “niños de papá” se divierten. Por cierto, ¿aquí no hay ninguna empresa que se llame DIVIERTT?

 

Señores ya está bien de eufemismos, lo del día 13 por la noche en Salamanca tiene un nombre muy claro: BOTELLÓN UNIVERSITARIO CONSENTIDO. Todo un negocio, y además, en los tiempos que corren, TREMENDAMENTE INSOLIDARIO.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: