Victorino original

Elojoketemira

Victorino García Calderón
Blog de Victorino García

Ágora, uso, abuso y abandono

Ágora, (del griego ἀγορά, asamblea,) es un término por el que se designaba en la Antigua Grecia a la plaza pública de las ciudades.Era un espacio abierto. Desde el punto de vista político era el lugar de reunión de los ciudadanos para discutir sobre los problemas de la comunidad y decidir colectivamente sobre las leyes, por lo tanto era centro del comercio (mercado), de la cultura, de la política y de la vida social de los griegos y estaba rodeada de los edificios públicos y privados más importantes, como las stoas (pórticos con columnas), pritaneos (oficinas administrativas), Bouleterión (edificio para reuniones), entre otros.

Según leo la Wikipedia no puedo imaginarme algo más parecido a un ágora que nuestra Plaza Mayor, sobre todo cuando hay libros, discusiones, asambleas, manifestaciones (políticas o no), y mercadillo de trueque, por poner un ejemplo.

En los últimos años, el consistorio anterior, al igual que el actual, junto toda su caverna mediática han ayudado a que parezca una caja casi vacía de contenido, excepto cuando ha servido para la exaltación de los valores patrios, ciclistas, festivos o culturales, que también los ha habido. Todos ellos nos han costado lo suyo, nada que objetar y bien pagados están si han servido para el bien común, yo creo que no ha sido así.

La Plaza Mayor de Salamanca ha sufrido muchos ataques, el peor de todos el abandono de su interior y de sus cubiertas, la construcción de buhardillas, azoteas camufladas, elevaciones de tejados (todo ello ilegal, supongo) y, sobre todo, la no restauración de los interiores de los edificios del S. XVIII que la componen, casi la mitad de ellos han sido total o parcialmente derribados dejando el cascarón (maravilloso) de sus fachadas, luego no se puede decir que el ágora salmantina sea un monumento de ese siglo, sólo su fachada lo es, la cual ha sido castigada una y otra vez por miles de vatios de sonido para mayor gloria de la diversión sin limites y hasta de botellones colectivos consentidos para engrosar las arcas privadas de hosteleros sin escrúpulos.

Carpas, a cientos, eso sí de diseño, y globos, muchos globos, grandes, de varios metros de altura, hasta con forma de botellas de bebidas de marcas reconocidas, que quedaban €œpreciosas€ y daban mucho caché charro, amén de multinacionales de todo tipo y condición con colorines muy diversos que daban una alegría que €œpa qué la prisas€.

Ha habido también jóvenes sentados en el suelo tomando sol, que eran dispersados por máquinas de riego municipales como si fueran apestosos, (€œensuciaban mucho€, decían los periódicos locales), ferias de libreros y libros, (€œqué casetas tan horrorosas€), manifestaciones reivindicativas de obreros y sindicalistas (€œqué pancartas tan antiestéticas€) y, como no, €œperro-flautas del 15-M, sucios, mal olientes y que tienen, eso sí, un poder increíble: arruinan a los hosteleros, vamos, que los dejan en la miseria.

Jóvenes sentados, libreros con libros, sindicalistas e indignados del 15-M, todos ellos ejerciendo derechos reconocidos en la Constitución han sido vapuleados, zarandeados y casi, a veces sin casi, insultados Âżpor quiénes?, pues por los que dicen defender los valores tradicionales que, en cambio, no han evitado que los edificios de la Plaza estén casi vacíos, que por la noche habiten en ella unos pocos, que los comercios se estén marchando de ella porque es más fácil comprar en las limpias y grandiosas multinacionales del extrarradio, curioso punto este que hace que la economía más típicamente salmantina esté al borde de desaparecer sin que nadie haga nada por darle un giro para que el centro de la ciudad sea un lugar vivido, de pensamiento, de discusión, de intercambio, en vez del parque temático para turistas accidentales en el que se está transformando el casco viejo (dicen que patrimonio de todos los seres humanos de este planeta) patrimonio lleno de cascarones, muy bellos eso sí, pero casi vacíos de contenido.

Esto es lo que realmente €œafea€ la Plaza Mayor, mejor dicho la hace languidecer y no los jóvenes del 15-M que están llenos de inquietudes y abocados a un futuro más incierto que el que tienen los que claman contra ellos.

P.D. €œNADA ES VERDAD, NADA ES MENTIRA, TODO ES DEL COLOR DEL CRISTAL CON QUE SE MIRA€ y el Ayuntamiento visto desde el interior de la carpa de los €œindignados€ no es nada indignante. Cada uno mira como mira.

Victorino García Calderón
Profesor del mirar y fotógrafo

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: