E blazquez 80x111 original

EL JARDÍN DE HÉRCULES

Eduardo Blázquez

JESÚS GENERELO, presidente de la FELGTB, Fortaleza de Virtud y de Libertad

Por Eduardo Blázquez


Jesús Generelo, humanista y creador, ha construido una fortaleza de libertad conformada desde la sabiduría y el compromiso; como unas murallas ondulantes, su eterna lucha por el sistema educativo, permite proteger a los adolescentes homosexuales, cuidar de todos; buscando y generando respeto, está aportando renovadas ideas basadas en el consenso y la confluencia de todas las ideologías; investigando, para poder profundizar en las necesarias conquistas, construye con su grupo unos pilares que, aunque destacaría su labor en la Educación, puedan permitir vivir en libertar con todos los derechos intactos.


La necesidad de contar con profesores formados, la certeza de inculcar los beneficios de la diversidad para sociedad, va creando y definiendo unas reivindicaciones de enorme calado, de gran peso, para elevar y dignificar a las víctimas de LGTBfobia. Se trata de evitar delitos de odio.


Jesús, en su lucha contra la discriminación, marca con su grupo de trabajo planes de combate; luchar/combatir contra la homofobia  en el ámbito escolar, elaborar materiales renovados, canalizar imágenes poderosas para sociedad desde el deporte (siento debilidad por el equipo de Rugby Titanes), crear planes de estudios actualizados, incorporar la utilización del arte como instrumento esencial,…


Estamos ante un hombre virtuoso capaz de generar riqueza humanizando, dinamizando las libertades.

 


Entrevista Tribuna Ávila a Jesús Generelo, Presidente de la FELGTB, Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales:

 


1-¿Qué destacarías de FELGTB? ¿Cómo ha evolucionado la Federación?

 

FELGTB es un sueño que nació hace ya casi 25 años. Un sueño de conseguir que el muy desmembrado movimiento LGTB del momento se convirtiera en una estructura y un voz sólidas e influyentes que pudieran hacer llegar las reivindicaciones tanto a la sociedad como a los poderes públicos y actores de la política española que tienen en su mano modificar las condiciones de vida del colectivo LGTB.


Esto, obviamente, había que conseguirlo desde el respeto escrupuloso a la rica diversidad de identidades, ideologías, lenguas, procedencias, formas de comprender la vida y el asociacionismo. Pero, eso sí, con el convencimiento de que solo una organización plenamente democrática y participativa puede ser la voz autorizada que merece el colectivo.


Desde ese primer acto de generosidad de un puñado de organizaciones, se ha evolucionado incorporando nuevas identidades (las personas transexuales y bisexuales reclamaron su presencia en el nombre, como no podía ser menos) y diferentes asociaciones de toda la geografía española. Conseguir esa entidad grande, poderosa, pero muy plural y diversa es un ejercicio de democracia y generosidad permanente que numerosas asociaciones hicieron y siguen haciendo.


A las demandas políticas se incorporaron también los proyectos sociales, el fomento del asociacionismo, etc.


Si no existiera la FELGTB, habría que inventarla, y sería muy parecida a la que tenemos.

 

 

2-¿Qué considera necesario/urgente cambiar en la sociedad española?


Hay que remover los obstáculos que dificultan que la igualdad legal que disfrutamos se convierta en igualdad real, en el día a día de las personas. Desgraciadamente, siguen existiendo muchas inercias que lo dificultan. La sociedad no solo debe aceptar en sus textos legales y de boquilla la igualdad, tiene que creérsela, apostar por ella y no tolerar ningún rastro de discriminación por orientación sexual o identidad sexual o de género.
Y eso se hace, entre otras cosas, desde los poderes públicos. Son urgentes dos leyes: una integral de transexualidad, que haga justicia con el colectivo trans, uno de los más marginados y maltratados de nuestra sociedad; y una ley por la igualdad LGTB y contra la discriminación, como las que ya tienen Cataluña y Extremadura, por ejemplo.

 

3-Usted es guionista/creador ¿Qué narración e historia falta por contar para avanzar en la Igualdad?


Además de esas narrativas legales de las que acabo de hablar, hace falta una narrativa también de solidaridad. De solidaridad con las y los menores LGTB en las escuelas, que excluya el acoso, la discriminación y el silencio. De solidaridad también con las personas seropositivas, que acabe con el estigma, la discriminación y el miedo que siguen asociados al VIH.


Y hacen falta todas las narrativas individuales de las personas que siguen viviendo en el armario, en la ocultación de su realidad, en el pánico a mostrarse como son y como quieren parecer. Cuando todas estas narrativas personales tan valiosas, tan imprescindibles, sean conocidas, habremos alcanzado esa igualdad tan deseada.

 

 

4-La labor educativa es esencial, cuéntenos los proyectos futuros, las jornadas inminentes.


Una de las cuatro demandas que reclamamos este año y en el pasado Orgullo (y con las que se comprometieron todos los partidos que participaron en nuestra manifestación estatal, no vamos a olvidarlo) es un plan urgente contra el acoso escolar por LGTBfobia. Es urgentísimo. Este acoso es sistémico, forma parte del sistema educativo español, y eso es intolerable.


De momento, desde la FELGTB trabajamos en el proyecto Red Educa, en el que voluntariado de numerosas organizaciones de diversas comunidades autónomas, acude a los centros educativos a dar talleres y trabajar la diversidad afectivo-sexual con menores, familias y profesionales de la enseñanza. Es preciso reforzar estos programas y que las instituciones se impliquen.


Y en noviembre tendremos nuestras jornadas estatales de educación en la diversidad sexual y de género. Siempre son una maravilla, con intervenciones enriquecedoras, talleres apasionantes, y un despliegue de energía que hace avanzar mucho a la comunidad educativa. Las de este año ya se están preparando.

 

 

5-Indíquenos su gran sueño...


Una sociedad en la que  cualquier niña, cualquier niño, pueda mostrar sus preferencias, su forma de ser, su identidad, su forma de comportarse, sin ningún miedo ni inquietud, con la certeza plena de que sea como sea, parezca lo que parezca, desee lo que desee, va a encontrar apoyo, cariño, comprensión, respeto.
En definitiva, una sociedad donde nadie vuelva a sufrir por ser como es. Y, ya puestos, un Mundo que sea así en todos sus rincones.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: