E blazquez 80x111 original

EL JARDÍN DE HÉRCULES

Eduardo Blázquez

GANÍMEDES y EL MANJAR DE AMOR DE PONS

Aaaamanjar3 detail

  

La novela Junto al pianista, obra de David Leavitt, la llevó al cine Ventura Pons, para elevar, en parte, los manjares del Paganismo. La película de Pons Manjar de amor es un viaje por los mitos. La historia central, como Muerte en Venecia de Mann, tiene la música como motor en un emotivo relato de amor entre dos hombres.

 

 

Al igual que realizara el gran Miguel Ángel Buonarotti, al enamorarse de Tommaso Cavalieri, se evocan a mitos para jugar, entre símiles y analogías, con el triunfo del Paganismo, indicando el valor de la fantasía y de la metamorfosis. Miguel Ángel y Tommaso (Ganímedes), Paul y Richard, maestros y discípulos, rememoran a Ganímedes y Zeus-Júpiter que, convertido en águila, secuestra al joven príncipe tebano. Miguel Ángel está dibujando a Ganímedes, tiene 57 años; el intercambio de cartas, los sonetos y las obras traducen una intensa relación de largo recorrido, una dicha de conciliación alimentada por la poesía, nutrida por el humanismo pagano; las fuerzas de transformaciones, impone cambios y analogías entre dioses y hombres, formas nuevas que aparecen y se revelan encarnando a Eros.

 

 

En Manjar de Amor, de Ventura Pons, se muestra la belleza ideal y se exalta el cuerpo unido a la arquitectura, unión sagrada que en el libro une los desnudos a la escenografía de Italia, de Roma; en la película, la arquitectura de Gaudí está unida al joven apolíneo (Paul), la sensualidad del cuerpo rememora las representaciones del Renacimiento, la imagen de belleza neoplatónica, inalcanzable, estará inundada por las lágrimas de Ganímedes. La mirada de Pons y de sus protagonistas, en la encrucijada de Eros, marcan la dimensión de la Soledad Contemplativa.

 

 

Como contrapunto, el olor de ambrosía y el néctar llevan al universo dionisíaco, oculto en el interior de los personajes, en la dimensión bestial de Miguel Ángel y Tommaso. La historia real y la ficción, como en el teatro, nos adentran en el ritual, llevan a la metamorfosis final. Lo sagrado se une a lo humano, el ascenso diviniza la relación.

 

¿Podemos descifrar las lágrimas de Ganímedes?

 

Comentarios

El de Madrid 25/07/2015 17:40 #1
Gracias por esta perspectiva multidisciplinar!

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: