E blazquez 80x111 original

EL JARDÍN DE HÉRCULES

Eduardo Blázquez

ESPEJOS XVI: TRANSFORMACIÓN y HUNDIMIENTO EN EL CAMERINO

2 detail

La transformación en el Camerino une los conflictos de la mente del personaje; como una figura suspendida, como los espejos de Picasso y de Bacon, la fragmentación y el aislamiento se alían ante el espejo del Camerino-morada.

 

  

 

Las emociones encontradas y el ritual, desde la máscara del inconsciente, imprimen los cambios trágicos y cómicos. Gemma Solé desgrana en distintos actos el teatro de espejos del camerino de la Verdad y del dolor; la poética de la suspensión permite traducir las cicatrices del rostro marcado por pinceladas orientales.

 

  

 

El Camerino, como caja y jaula, desdobla las sombras para penetrar en las heridas del personaje la tragedia griega y el ritual japonés.

 

  

 

Ante el espejo, para reconocerse, las Metáforas del Teatro emergen, entre Platón y Calderón, para manifestar el pensamiento de Horacio, indicador del hombre como títere en Sátiras; el actor, ante espejo, se convierte en lugar común y teatro del mundo, alimento de Retórica y de poesía para el solemne itinerario de Gemma:

 

"REFLEJOS DE UN CAMERINO

Cervantes dijo que el teatro nos pone un espejo delante para que veamos quienes somos. Teatro y espejo son dos grandes metáforas de la identidad humana.

 

El camerino de la actriz. Teresa López Western

 

El camerino de la actriz. Teresa López Western

 

EL CAMERINO Y LA TRANSFORMACIÓN EN PERSONAJE

 


CAMERINOS DE SERGIO PARRA

Un camerino no es un camerino si no tiene un espejo.

 

El espejo es el testigo diario de la transformación de la actriz en personaje y de la transformación del personaje en actriz. En el teatro Noh una de las tres partes en que se divide la escena es el Kagami-no-ma (cuarto del espejo), que no ve el público pero tiene un significado especial: esa transformación. Es como dice Saavedra Fajardo, “Espejo de revelación y espejo de introspección que se conjugan en un espejo de sabiduría”; en ese juego barroco de espejos y de ver la vida como El gran teatro del mundo.


Ese juego, ese vaivén existe también entre el público y la actriz, ella refleja las emociones que el público anhela ver y sentir, y este le devuelve la imagen en forma de atención y sensibilidad en la reverberación infinita que forman un espejo frente a otro.


Ese ir y venir entre lo público y lo privado, la creación de una intimidad pública en el ámbito privado de un teatro. Ese hilo que se convertirá en ligazón entre la actriz y cada una de las personas, entre el personaje y el público.


EL ARTE REFLEJADO

El arte privado a lo largo de los siglos se ha convertido en público.

 

Los espejos barrocos de Velazquez en sus Meninas o en su Venus ante el espejo, se han convertido en públicos, siendo reflejo de su tiempo.


En la colección Reflections Campaign de Tom Hussey, asistimos al momento privado de la memoria ante el espejo, haciendo pública el alma. Ese alma que temían los antiguos que se quedara atrapada dentro de los espejos. Más tarde sería en las primeras cámaras fotográficas donde se capturaba el alma. Extraña dualidad donde los quietos muertos aparecían nítidos, siendo los vivos espectros en su movimiento.

 

Reflections Campaign By Tom Hussey Fotografía post mortem Daguerrotipo

 

 

LA REPRESENTACIÓN

Las cartas privadas de la Marquesa de Merteull, se harán públicas...

 

Glenn Close hace su aparición en escena, en su palco y se hace ese silencio que precede a la subida del telón. El acto único, irrepetible entre la actriz y su público se produce. Solo que esta vez no es el aplauso y la admiración que ella espera, sino el abucheo, el pataleo y el papel que ha representado la Marquesa de Merteull, durante su vida se desvanece.


La actriz en la última escena ante el espejo, en absoluto silencio, se desmaquilla, desaparece en soledad, con su imagen como único testigo; perseguida por Némesis, que castiga a los soberbios, muere ahogada en su imagen igual que lo hizo Narciso tras la huida ante el amor de Eco.

 

El mirarse en el espejo significa en este caso la cognición de sí mismo, no siéndonos posible regular nuestras acciones sin tener el debido conocimiento de nuestros defectos”.

Saavedra Fajardo"

Comentarios

Fioren ya sin catarro. 05/12/2013 22:50 #2
El espejo es un recurso de enorme interés en las Artes Escénicas. Los romanos ya lo descubrieron integrándolo en el léxico de la decoración escenográfica, porque se dieron cuenta de las enormes posibilidades que ofrecía, no sólo en la apertura del espacio como en la ampliación de las connotaciones emocionales, tal y como cada semana se puede comprobar en esta deliciosa ventana al paraíso dedicada al espejo. Como decía el célebre personaje Falstaff: "la vida es vida porque es teatro".
Lidia López 02/12/2013 23:53 #1
El espejo, casi mi pareja de baile... ese que se vuelve cómplice conocedor de mis miedos, el que a veces deja ver las ideas que convertiré en movimiento. Una vez más, me dejo sorprender por tu exquisita selección de palabras e imágenes que me acerca más a él.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: