E blazquez 80x111 original

EL JARDÍN DE HÉRCULES

Eduardo Blázquez

Dibujos de GONZALO ZARAGOZA, maestro de danza

Conocer a Gonzalo Zaragoza en el Máster de Artes Escénicas ha resultado muy enriquecedor, sus amplios conocimientos los ha ido mostrando con pudor y con ceremonia, coronando su capacidad investigadora con una rigurosa investigación sobre el proceso creativo. He disfrutado de su sabiduría y de su humor.


Gonzalo Zaragoza, Jefe de Estudios (CSDMA) del Conservatorio Superior de Danza de Madrid “María de Ávila”, marca con equilibrio las reglas y la dimensión creativa.
Gonzalo porta las flechas de san Sebastián, por tanto, tiene toda la destreza para desgranar las creaciones de distintos ballets; a la espera de sus bocetos coreográficos, va elaborando la unión entre pintura y danza desde la dimensión poética, su destreza cartesiana se inunda de ingenio por la fantasía. Al admirar las transformaciones, intercala y reconcilia a los maestros del ballet para conformar el Ballet de Cástor y Pólux, para evocar al bailarín-pintor, como ocurre en el Mito de Apeles edificado por Noverre.


Defensor de las reglas establecidas, de la norma y del decoro, pinta las pasiones de la danza teatral para marcar el Ballet Alegórico, tan abandonado por los especialistas. Conoce al detalle la importancia de la Mímesis, al tiempo, valora y descubre los caminos originales de la danza desde la poética revolucionaria para adentrarnos en el Acto Blanco, eterno viaje ultramundano.  

 

 

 

1-¿Qué representa la danza para usted?


Pues en otro momento de mi vida, quizá siendo más joven, habría contestado sin pensarlo y de forma rotunda que la danza lo era todo, que era mi vida, hoy digo que forma parte de mi vida, una parte muy importante pero que intento que solo sea eso, una parte… aunque para quienes nos dedicamos  profesionalmente a este bellísimo arte, creo que es difícil conseguir ese propósito mío.


2-Háblenos de los momentos emblemáticos de su trayectoria como bailarín


Le diría si me lo permite primero uno como alumno, un privilegio que vivíamos unos pocos por aquel entonces alumnos de una desaparecida Escuela del Ballet Nacional Clásico, hoy la CND, recuerdo como le digo un momento increíble, ver entre cajas o en la primera fila del  Teatro de la Zarzuela a Fernando Bujones, Trinidad Sevillano (la mejor bailarina española y nada reconocida en nuestro país), Cynthia Gregory… eso no tengo palabras para describirlo… creo que esos eran los momentos en los que uno entendía, sin saberlo, porque quería ser bailarín.


Tuve un recorrido corto como bailarín, pues enseguida quise dedicarme a la enseñanza, pero quizá uno de los momentos más importantes como bailarín fue recién llegado a Los ballets de Monte Carlo, año 91, cuando no estaba distribuido en el que pienso que es una de las joyas de la danza clásica, el ballet Tema y Variaciones de Balanchine, por esas casualidades que tiene mi profesión terminé bailándolo cuando como le digo acababa de incorporarme a la compañía y no estaba distribuido, pero un solista se lesionó, un cuerpo de baile le sustituyó y yo a su vez tomé el sitio de este, emocionante… sentí que ya había hecho lo que deseaba…bailar a Balanchine, impresionante, esa música de Tchaikovski, esa coreografía, ese vestuario…lo recuerdo y me lleno de emoción… de esas casualidades está llena nuestra profesión.
Y ahora, como docente, cualquier momento en el que un alumno me llama o me escribe diciéndome que le han dado contrato en una compañía… o aquel alumno que no se dedicó a la profesión pero que recuerda con inmenso cariño las clases…

 


3-¿Qué destacaría de su labor docente?


Esto quizá lo deberían contestar otros ¿no? Pero bueno, creo que si algo puedo destacar o al menos lo intento, es traspasar a mis alumnos, lo que  mi maestra, Carmen Roche, me hizo sentir, un amor y un respeto enorme a la danza y el “saber hacer”, ese sentido de querer hacerlo mejor, de mejorar en cada clase, cada día… pero ahora pensándolo bien, intento sobre todo que sean felices, que sean personas antes que “locos” bailarines… Me he formado como profesor en la escuela privada antes de llegar al Conservatorio y ahí no todo el mundo que está en la clase va a llegar a bailar y eso como profesor te enseña, te hace ver que esa formación también a nivel amateur puede ser muy, muy enriquecedora a nivel personal, forma mejor personas, hace público…

 

 

4- ¿Cómo se encuentra la danza en España?


En un momento de cambio, parece… España siendo uno de los países, como digo yo, de mejor formación y de mayor exportación de bailarines siempre estamos intentando cambiar… se cambió lo clásico por Duato, cuando este consiguió llevar el nivel de la compañía a ser considerada una de las mejores compañías del mundo de repente se decide volver al clásico… yo me pregunto, ¿no había espacio ni dinero para dejar una compañía tan excelente y construir un nuevo proyecto en paralelo, cierto es, que abarcara otro repertorio? Es todo tan confuso siempre culturalmente en nuestro país, ¿no le parece? Y la cuestión sería ¿hay una política, de verdad, cultural en nuestro país?


5-Describa el Acto Blanco


Difícil descripción habiendo personas mejor formadas y preparadas para contestar esto…pero yo diría, de una forma para que quizá quienes no sean profesionales de la danza puedan comprenderlo, que es en la danza y coreográficamente en su historia a lo que durante la época del Romanticismo llamamos al acto, normalmente el segundo, donde generalmente llenan la escena  bailarinas vestidas con un traje largo de tul o vaporosas gasas, llamado tutú largo, de color blanco, a veces incluso con un velo sobre las cabezas… donde estas bailarinas representan y se transforman en  seres misteriosos, fantasmagóricos, Willis y conviven con personajes reales…. Un acto donde se mezcla de una forma completamente natural lo real con lo irreal, lo imaginario con lo verdadero… un acto generalmente triste, melancólico  pero lleno de belleza y donde, como por ejemplo sucede en Giselle, sucede uno de los momentos más importantes en la historia de la danza a todos los niveles, interpretativo, técnico, escenográfico… ¿podríamos denominarlo así?


Muchas gracias por invitarme a esta entrevista, gracias. 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: