E blazquez 80x111 original

EL JARDÍN DE HÉRCULES

Eduardo Blázquez

Agnetha Fältskog, Diosa de las islas de cristal

Los Lugares míticos de la cultura celta han sido determinantes en la voz y en la narración de Agnetha, componente del insigne grupo ABBA. Como los vientos de Céfiro, la tempestad creadora y la voz de soprano de Agnetha definen la belleza iluminada de los aires secretos del Edén; como los vientos de Osián, el silencio y las fases de tormento se unen para revelar la melancolía de las almas del norte.

El tejido aéreo y el animismo de la voz de Agnetha unen luz y noche  para contrastar pureza y delirio en las canciones. El aliento de las cimas de las montañas suecas y la isla jardín de Agnetha en Estocolmo marcan el retrato de una diosa. Agnetha representa un ideal de Belleza y su isla se identifica con la isla del Sueño de Polifilo.

Las fábulas celtas y la isla mítica están definidas en la literatura medieval nórdica, explican el origen mitológico del universo mágico de la dama con mejor voz, cálida voz de una mujer de gran belleza.

Agnetha 1 Valquiria  Agnetha 2 Valquiria 9Isla 1 Polofilo

El tratado de aventuras y los antecedentes folklóricos marcan el recuerdo perdido, el pasado se explica en la edad de oro rememorada en las canciones de Abba. Los cantos en las islas ultramundanas son un tópico esencial en las mitologías primitivas y van unidos a los sonidos de las islas edénicas, islas de cristal en las leyendas celtas.

La voz de Agnetha es muy aguda, voz de soprano nutrida por las hadas de la fábulas suecas. Las voces femeninas de Abba se complementaban para llegar a la genialidad y a la creatividad. Frida y Agnetha proyectaban e intercalaban los ecos del norte con la magia de las leyendas, ambas son grandes intérpretes de las canciones legendarias de ABBA; la música con su voces se elevaban para construir historias variadas, narraciones que llegaban desde las Luces de las Islas del Norte y, canalizadas en canciones como “Dancing Queen”, las voces femeninas suben y se superponen sin parar, como una escalera ascendente al cielo.

Agnetha 7 Valquiria 6 Agnetha 8 Damadorada Agnetha 5 Suecia 9

A Agnetha llegó el silencio y la soledad, la necesidad de aislamiento y de seguridad, se refugió en la isla de cristal.

El mito tiene su relato y un sentido simbólico que une a Agnetha con Fleyja, una de las diosas nórdicas, representante de la belleza y de la felicidad; junto a la diosa Frigg, conforman un núcleo mítico esencial para construir el neopaganismo pintado por Penrose, ampliado por la Hermandad Prerrafaelita en las Valquirias. La Cosmología nórdica y el folklore revitalizan uno de los núcleos esenciales de magia de Agnetha.

Agnetha 3Valquiria 5Agnetha 6Burne 6Agnetha 9 Agne Ag4

Freyja es una diosa lunar como Diana, ambas feminizan la tierra y son protectoras de los animales, son domadoras y divinidades de crecimiento que fascinan a los guerreros míticos. Como señoras de los vientos, dominan el paisaje de valores celestes. Se trata de mitos de vitalidad y de fecundidad.

La Voz de Agnetha y sus Ecos construyen la imagen de la floresta, de los símbolos de la Naturaleza, de los lugares celtas, moradas de las criaturas misteriosas, su voz es capaz de romper la selva de las epopeyas caballerescas para llegar a los recintos privados de las almas iluminadas y de los recodos sagrados, para desvelar los testimonios de uniones y rupturas que llevó al extremo en la canción “Va todo al ganador”, una obra de arte. En “The Winner Takes It All”, Agnetha canta, actúa y cuenta su dolorosa historia de amor.

TicianoDiosa suecaMujerAgnetha 10Avalon 3 Isla BoboliAvalon 4Diosa suecaMusicaAgnetha 11

Entre los dominios de la diosa nórdica, la isla de cristal y de los manzanos eternos se unen a Ávalon, lugar legendario protagonizado por manzanos que escoltaban el último sueño de Arturo que, en su eterna primavera, define un melancólico lugar ameno pintado con gran delicadeza por Edward Burne-Jones y que ha sido revitalizado por la profesora Esther Merino en sus textos. El rey Arturo, entre hadas y reinas, viaja en barca alada con Ignaine, Elaine y Nimue. Las investigaciones de Luis Alberto de Cuenca permiten conocer en profundidad los míticos héroes con sus narraciones.

La reina de la tempestad ilustra la cama dorada de Arturo y, como en la isla pintada por Arnold Böcklin, como en Avalón, los cantos de las aves se unen a los vientos insulares. El palacio de los espejos de las Hadas, como la copa y el casco, se une al árbol mágico y a las Guerreras de los Nibelungos para definir la topografía de las utopías idealizadas.

Avalon 5Suecia 6Bella durmienteBurne 5Avalon 6Palma 1Agnetha 12Burne 2

La cabellera de Agnetha complementó la mágica voz; su pelo revitalizado se convirtió en cabellera-jardín. La belleza melancólica, como las doncellas de las islas, aisladas damas rubias, se completa con el mito de Ofelia que, como la fuente personificada, ensalza los brillantes cabellos soleados de Agnetha.

Agnetha es una dama áurea, su admirado cabello y su elevada voz celta definen un retrato determinante para el siglo XXI. La dama dorada, la heroína rubia de las canciones de gesta, de los romanceros, completa las visones de las damas y las deidades de dorados cabellos que protagonizan los lienzos de Palma el Viejo y Ticiano que, ante el espejo, nos devuelven la imagen áurea.

La cabellera de oro de Agnetha se une a las imágenes de las Damas de la Venecia del Renacimiento, para integrarse en la Isla de Venus de “El Sueño de Polifilo”, texto de Colonna y Alberti que, desde finales del siglo XV, se irá escenificando en jardines italianos para ensamblar la isla circular y acuática con la imagen de la Bella Agnetha. Las islas afortunadas y místicas, marcan la flor circular para feminizar la isla de la Dama de Cristal.  

Ofelia 5Burne 4PollaiuoloAgnetha 13Avalon7Avalon 3

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: