Merchan original

El blog de Merchán

Luis Alberto Merchán
Blog de Luis Alberto Merchán

Pero, Âżen qué pensamos?

Cuando leo las noticias, a veces, cada vez más por cierto, pienso que este país se va a ir a hacer puñetas de manera irrefrenable: La crisis económica, causada por un cúmulo variopinto de elementos, unos constatables y otros de explicación absolutamente feble, como es la cambiante valoración de la deuda pública Âżpor qué lo que ayer valía 1 mañana vale 2.5?, que está destrozando la vida de cada vez más gente; la más preocupante crisis moral y de valores, que hace que ya no quede nada de fiar: ni los políticos, ni la policía, ni la justicia, ni la Iglesia, ni la prensa, ni la realeza (bueno, más bien los allegados de la realeza) ni prácticamente ninguna de las instituciones que solidifican la base de un Estado democrático; la crisis de la concepción nacional: Âżquienes somos, de dónde venimos y adónde vamos? Âżpodemos ir todos juntos?. En fin, todo bastante deprimente.

Y esta semana dos noticias me han hecho reafirmarme en mis pesimistas ideas. Por un lado, se han hecho públicas las conclusiones de la comisión para el estudio del futuro del Valle de los Caídos. Entre otras conclusiones, se recomienda que quiten a Franco de la tumba en la que reposa su cuerpo. Pues muy bien, que lo quiten o que lo dejen. Para una cosa u otra tendrán que contar con la familia del finado, porque, no lo olvidemos, Franco murió en la cama después de mandar en España durante 36 años y establecer un régimen propio y particular (tan propio y particular que murió con él mismo). El caso es que al caudillo ni lo echaron los republicanos, ni los socialistas, ni los comunistas, ni los monárquicos, ni los liberales ni nadie: sólo la muerte acabó con él. Quizás sea esta la causa de la obsesión de ciertos progres por su persona, una especie de rencor freudiano post-mortem contra el enemigo que se te escapa vivo. Penoso.

Dos últimas reflexiones sobre este tema. La primera es que parece que ni siquiera a los afectos chicos de la ARMH les han gustado mucho las conclusiones del estudio. !Qué señores más desagradecidos! Después de llevar años recibiendo del zapaterismo dinero a espuertas, nos salen con remilgos. Si es que, ya se sabe: cría cuervos... La segunda es que es patético que el gobierno saliente, en vez de haberse dedicado a solucionar los acuciantes problemas de la España de ahora, nos haya querido redimir de las enfermedades de la España de ayer. Según los datos del CIS, en nuestro país sólo el 40% de la población tiene 45 años o más, es decir, sólo ese 40% tiene edad suficiente para haber vivido con conciencia el franquismo. Ergo, a la mayoría de los españoles, con toda probabilidad, Franco nos parece un personaje histórico, como Almanzor, Witiza o Espartero. Así pues, ÂżCUÁNDO viviremos los problemas del presente para poner todas nuestras fuerzas en solucionarlos? Si es que algunos no se enteran oiga.

El segundo tema polémico ha sido la, gracias a Dios, cancelada charla sobre la mal denominada paz etarra que un grupo radical ultraizquierdista denominado Yesca, prototipo de agitprop cutre (!qué fue de Gramsci y MĂźnzenberg!) había convocado para el pasado miércoles en la Facultad de Derecho. No es la primera vez que nuestra alma mater tontea con este tipo de grupos antisistema. Buena prueba de ello es la Facultad de Geografía e Historia. Pero me sorprende que esto se haya podido plantear en la de Derecho. !Cuánto han cambiado las cosas desde que yo estudié allí!. Por partes:

- Lo que se planteaba no era un debate, puesto que tres eran las ponentes, las tres abogadas del entorno proetarra, y no iban a tener a nadie en contra que les diera la réplica. Una de ellas, Doris Benegas, es bien conocida por Valladolid, pues lideró las listas del partido pro abertzale Solidaridad Internacionalista en las últimas europeas, además de que su trayectoria ideológica ha sido siempre la misma.

- El proceso de paz es falso. No ha habido guerra, sino terrorismo en el que los asesinos mataban inocentes y estos morían. Nada más. Por ello, no hay paz cuando no se ha dado más batalla que las bombas contra las víctimas.

Me congratulo de que el decano de la facultad, el plúmbeo (sé lo que digo, lo padecí en primero de carrera) Rafael de Agapito, haya denegado el permiso, aunque me quedo con la mosca detrás de la oreja al leer las declaraciones del Rector en las que justifica que cualquiera debata de cualquier cosa en nuestra Universidad. No señor rector: igual que no dejaría usted que los pedófilos hablaran de sus perversiones, tampoco se debe consentir que estar personas nos vendan su infumable propaganda. No en nuestra tierra, no en nuestra universidad.

PD: Por cierto, algunos tenemos memoria y recordamos como, en el año 1999, el rector Berdugo prohibió la celebración de un curso serio, con un gran plantel académico de profesores, literatos e historiadores sobre la evolución vital de José Antonio. En aquella ocasión Berdugo adujo el malestar de la comunidad universitaria, cuando en realidad unos 200 estudiantes izquierdistas habían hecho unas sentadas y repartido unos folletos en contra. Contra ellos, 400 alumnos habían solicitado la inscripción y se quedaron con las ganas de escuchar a Sánchez Dragó, Stanley Payne y otros. Es decir, que casos ha habido para todos los gustos en esta, nuestra sufrida universidad.

-----------------------------------------------------
ÂżNo estás de acuerdo conmigo? Me parece estupendo, si quieres debatir sobre este u otros asuntos podremos hacerlo en la línea de comentarios de ahí abajo.

Si prefieres hacerlo en privado:
blogdemerchan@gmail.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: