Merchan original

El blog de Merchán

Luis Alberto Merchán
Blog de Luis Alberto Merchán

Cura de humildad. Un año después, corregido y aumentado

Revisando los post que tengo escritos y publicados, he caído en que el que el del viernes que correspondía a este de hoy, pero del año pasado, es decir, el del 27 de abril de 2012, lo dediqué a la debacle de los trasatlánticos balompédicos españoles en la Champions. Hoy, hace un año, el Chelsea había eliminado al Barça y el Bayern de Munich había hecho lo propio con el Real Madrid. Hoy, casi 365 días después, estamos en una situación que no es idéntica, pero que sí es muy parecida. Han cambiado los compañeros de baile, que, sinceramente este año son más duros, pero, de momento, salvo que la semana que viene se dé una sorpresa mayúscula, el resultado tiene pinta de ser el mismo.

Al Barça le cayó en gracia (desgracia más bien) el mejor equipo de fútbol que hay en la actualidad. Un Bayern que cuenta sus jugadores por estrellas, sus últimos partidos por goleadas y sus fichajes por bombas informativas. Un señor equipazo, vamos. Sumémosle a esto que el equipo azulgrana está en su peor momento de los últimos 6 ó 7 años y tendremos la consecuencia lógica: todo un repaso futbolístico que se resumió en un resultado contundente. Un 4-0 que, lejos de ser remontable en la vuelta, tiene toda la pinta de poder ser corregido y aumentado.

 

Por el otro lado, al Madrid, el gran Madrid, el Madrid de los millones, de la prepotencia, del engreimiento del entrenador y de parte de sus jugadores, les tocó el “fácil”. Muy felices se las prometían los de Chamartín. La cosa era pan comido. Ya, ya. No sabemos qué pasará el martes que viene en el Bernabéu, pero lo que está claro es que la ansiada Décima (qué pesadez, un año más tarde) está hoy un poquito más lejos que el martes.

 

El caso es que, un año después, las cosas van camino de repetirse. El paso del tiempo ha hecho olvidar la cura de humildad que fue dada. No se ha escarmentado. Sigue habiendo prepotencia y falsa sensación de superioridad. Es fácil cuando sus presupuestos casi quintuplican el del tercer equipo de la liga. Es fácil cuando los derechos televisivos te facilitan tres veces más de euros que al siguiente de la tabla. Que el equipo de los de octavo de EGB arrolle al equipo de los de cuarto, es lo normal. Si no los arrolla, sino que sólo los gana por poquito, ya huele a fracaso. Y si vienen los de octavo del colegio de enfrente y esos sí que te vapulean, te mojan la oreja y te dan un soberano revolcón, entonces eso sí que es para hacérselo mirar ¿no?.

 

Y considero que, sin lugar a dudas, quien tiene la mayor parte de la culpa de todo esto son los medios de comunicación: los Marca, As, programas radiofónicos, secciones de deporte de los noticiarios y las demenciadas tertulias futbolísticas de medianoche. Todo el año: Barça, Madrid, Barça, Madrid, Barça, Madrid, Barça, Madrid. Sois los mejores del mundo, Sois los mejores del mundo, Sois los mejores del mundo, Sois los mejores del mundo, Sois los mejores del mundo. Hinchando el globo. Y luego pasa lo que pasa. El globo se pincha, estacazo, lloro y tentetieso. Una cosa un poco penosa, la verdad. Como para odiar el fútbol de hoy en día. Acabaré con la moraleja del año pasado. Creo que es totalmente válida hoy.

 

Moraleja: no se puede ser tan prepotente, no se debe ser así. Cuando se presume de dinero, de posición, de poderío, hay que tener los pies en el suelo. Porque si no, siempre viene uno que te da detrás de las orejas cuando menos te lo esperas. Y luego se te queda cara de tonto, ¿verdad estrellitas?

 

¿No estás de acuerdo conmigo? Me parece estupendo, si quieres debatir sobre este u otros asuntos podremos hacerlo en la línea de comentarios de ahí abajo.

Si prefieres hacerlo en privado   blogdemerchan@gmail.com

 

SÍGUEME EN TWITTER  @mersanlu

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: