Siluetasalvahernandez copia original

Desde mis pedales

Salva Hernández
Blog personal de Salva Hernández sobre el mundo del ciclismo, rutas, técnicas, consejos, etc...

Montemayor del Río. Alrededor del castillo.

Hoy tenemos una ruta dura, con varias subidas que revisten importante dureza. Toca hoy ruta  para bicicletas de carretera, al sur de la provincia de Salamanca, tomando la localidad de Montemayor del Río como epicentro de nuestra ruta, y lugar de operaciones de la misma.

Tomamos como punto de partida el puente de piedra sobre el río Cuerpo de Hombre, en Montemayor, bajo la atenta mirada del Castillo del Paraiso, fortaleza del siglo XIII que domina esta bella localidad. Va a ser esta una ruta no circular, ya que tomaremos después otras carreteras para que no lo sea, pero si tendremos varios pasos por el mismo lugar, éste, que ahora tenemos de partida, y en el que después también finalizaremos la ruta.

            De inicio, tomando rumbo norte, buscando la localidad de Aldeacipreste, vamos a encontrarnos con el Alto del Cordel , un pequeño puerto, pero duro, con algunas rampas que superan el 15% de dureza.

 

 

El alto concluye un kilómetro antes de llegar a Aldeacipreste, justo a la altura de un paso canadiense, a la altura, a su vez, del antiguo Cordel de Merinas  que pasaba por aquí de la ruta transhumante de Castilla a Extremadura. Ya sabemos, pues, de donde le viene el nombre a este pequeño pero duro alto.

 

            Superado el alto del Cordel, llegamos a Aldeacipreste, donde nos va a recibir su iglesia porticada por un lado, y un potro, de los que antes se usaban en los pueblos para inmovilizar a animales, mientras les herraban, curaban, etc. Es raro ya ver este tipo de construcciones en nuestros pueblos. Este de Aldeacipreste, por la construcción, en piedra, que tiene, está mas bien, como recuerdo de una época, no tan lejana, donde era un instrumento fundamental para la vida diaría de los ganaderos. La foto que adjunto os ayudará a resolver las dudas que acerca de esta peculiar construcción seguro que os surgen.

 

Dejamos atrás Aldeacipreste, al que pronto volveremos, y buscamos la dirección de Colmenar de Montemayor, pero como a este pueblo nos traera en un futuro otra ruta, lo dejamos ahora a nuestra izquierda y buscamos, en un trepidante descenso un cruce, a mano derecha, antes de llegar a Horcajo de Montemayor, que nos llevará de nuevo a Aldeacipreste, teniendo antes que afrontar el segundo “muro” del día.

 

Una pequeña, mas que la anterior, subida en la que también encontraremos rampas muy, muy duras. Se trata del Alto de Aldeacipreste.

 

 

 

 

 Es esta una subida muy bonita, en medio del bosque de robles en la primera parte, para luego salir a la zona abierta, donde destacan las grandes moles graníticas, abundantes en la zona. Es esta subida es muy habitual encontrarnos numerosas vacas en medio de la carretera. Inofensivas, ellas están a lo suyo, y nosotros vayamos a lo nuestro, a disfrutar con la bici, dejándolas tranquilas.

           

 

Llegamos de nuevo a Aldeacipreste, y desde allí buscaremos de nuevo Montemayor del río, pero no lo vamos a hacer bajando el alto del Cordel, que subimos al comenzar la jornada, si no que lo haremos a través de la pedanía de Valbuena, en la carretera que lleva hasta Béjar. Claro, que no vamos a llegar a la localidad textil hoy, ya que, antes de llegar al Tranco del Diablo, en el primer cruce a la derecha que vamos a encontrar tras el descenso desde Valbuena, vamos a buscar, ahora sí, Montemayor del Río, acompañando al río Cuerpo de Hombre, que desciende a nuestra derecha.

 

En Montemayor de nuevo, atravesamos el pueblo, y justo al cruzar el puente de piedra, que data del siglo XVIII, tomamos la carretera que sale a la derecha, justo, justo al cruzar el puente. No nos confundamos con la que sigue recta, en dirección a Peñacaballera. Por esa volveremos luego.

 

            Esta carretera, que hemos cogido ahora, nos llevará a través de espectaculares parajes de castaños, al paraje conocido como dehesa de Santa Ana, ya próximo a la vecina localidad de Lagunilla. Se trata de un puerto de seis kilómetros de longitud, donde el segundo kilómetro, si contamos después del puente de Montemayor, nos hará sudar de lo lindo. Es un auténtico muro. Suerte que luego la dureza se palía en parte…

.

Ha sido esta subida de Santa Ana la última dificultad montañosa de hoy. Bastante ha sido, aunque la podiamos endurecer mas si enlazamos con las subidas de Lagunilla y El Cerro, pero estas ya nos esperan otro día. Ahora solo queda volver al punto de partida. Para ello volveremos a Montemayor pasando por El Cerro, y Peñacaballera. Justo a la entrada de este último pueblo, a mano izquierda, sale la carretera que desciende a Montemayor. Bajemos despacio y disfrutemos de las vistas del pueblo, dejando que los castaños dejen pasar los rayos del sol y en uno de estos claros deleitarnos con el perfil del pueblo, coronado por el castillo.

 

Una recomendación. Aunque cualquier época del año es ideal para hacer esta ruta, yo me quedo sin duda con el otoño, primera semana de noviembre, si es posible. La temperatura, aunque fresquita por la época, será agradable, y los tonos rojizos, ocres y amarillos que nos ofrece la estación los mantendremos mucho tiempo en nuestras retinas. Además de poder finalizar con unas castañas asadas….

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: