Siluetasalvahernandez copia original

Desde mis pedales

Salva Hernández
Blog personal de Salva Hernández sobre el mundo del ciclismo, rutas, técnicas, consejos, etc...

El Camino del Cid (II)

Continuamos nuestra Ruta del Cid en territorio castellanoleonés dejando atrás la silueta del ciprés y monasterio de Silos. El recorrido de hoy, de casi un centenar de kilómetros, completamente llanos, nos llevará hasta San Esteban de Gormaz, ya en la provincia de Soria, lugar de donde se dice era uno de los juglares autores de los versos del Cantar del Mio Cid.

Nuestra primera visita obligada en esta segunda etapa es la localidad de Caleruega, villa medieval, cuna de Santo Domingo de Guzman. El Real Monasterio de Santo Domingo, iniciado en el año 1266 por orden de Alfonso X el Sabio, o el Convento de los Padres Dominicos son algunas de las huellas vivas de Santo Domingo en Caleruega que no podemos dejar de visitar. Además de estos monumentos, un paseo por las calles de Caleruega resulta agradable en cualquier época del año.

 

 

Tras dejar atrás Caleruega, tras un rápido paso por Arauzo de Torre, llegamos a la localidad de Peñalba de Castro, y aquí, en Peñalba, a mitad de camino entre ella y Coruña del Conde, vamos a entretenernos un buen rato visitando las ruinas de la que fue una de las más importantes ciudades en la Hispania romana. Hablamos de Clunia. Clunia llegó a ser una ciudad romana con cerca de 30000 habitantes, lo que habla a las claras de la importancia que tuvo la ciudad en los siglos I y II cuando la ciudad llegó a su mayor apogeo como centro administrativo y cultural. Entre las ruinas de la ciudad, destacan los impresionantes mosaicos y su teatro, excavado en la roca y parcialmente restaurado en su graderío, que llegó a tener capacidad para 9000 espectadores.

 

Seguimos pedaleando dejando Clunia atrás, buscando Peñaranda de Duero, y, desde allí, buscando el este camino de Brazacorta y Alcoba de la Torre, último pueblo de la provincia de Burgos y primero de la de Soria respectivamente. El impresionante torreón de Alcoba nos da la bienvenida a tierras sorianas. Éste, junto con el que nos encontraremos en el siguiente pueblo, Alcubilla de Avellaneda, nos da una importante pista sobre la condición de beligerantes que tuvieron estas poblaciones, expuestas, al ser fronterizas, a las luchas entre cristianos y musulmanes en la Reconquista, de la que tan importante fue el personaje que nos marca estas rutas: el Cid.

 

           

Buscando ya San Esteban de Gormaz, llegamos antes a la pequeña aldea de Zayas de los Báscones, donde merece la pena visitar la iglesia románica, con su pórtico sustentado con vigas de madera y la particular decoración de las columnas de la iglesia.

 

Matanza de Soria, con su curioso nombre, fruto de alguna cruenta batalla igualmente de la época de la Reconquista, con Almanzor, sin duda, como gran protagonista, es el último pueblo antes de llegar a San Esteban de Gormaz.

 

San Estaban nos recibe con la recortada silueta de su castillo en ruinas. Castro Moro, o Castro Muros, como era conocida allá por el siglo IX estuvo rodeada y envuelta en esa época en continuas guerras entre cristianos y musulmanes, cambiando de manos de unos a otros según fuese el vencedor de la batalla, hasta que a mediados del siglo XI, tras la muerte de Almanzor, auténtico azote cristiano en esta zona, y bajo el reinado de Fernando I, pasó definitivamente a manos cristianas.

 

En San Esteban tenemos parada obligada en la iglesia de San Esteban, construida en tiempos del Cid, y que podrí­a ser la iglesia porticada más antigua de España. Los relieves de los capiteles y los canecillos son muy interesantes, algunos simbolizan guerreros medievales. En esta iglesia si nos fijamos con atención descubriremos grabado en una de los sillares un pequeño tablero de juego parecido al tres en raya: se trata del alquerque, un viejo juego medieval de origen árabe, utilizado, seguro, por los habitantes de San Esteban para jugar al “tres en raya de la época”.

 

 

Bien sea jugando al alquerque, o bien con la última tecnología, reposaremos hoy en San Esteban de Gormaz, tras este centenar de kilómetros buscando de nuevo la silueta del Cid.

 

twitter: @desdemispedales

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: