Felixangel blog original

Desde el alero

Félix Ángel Carreras
Opinión variada y de actualidad

Quizá un club inviable, pero un proyecto inviable

Hansen dimision detail

Por extraño que parezca, el proyecto de Mike Hansen al frente del Club Baloncesto Valladolid estaba muerto antes de empezar. Más claro que el agua del grifo a 10 céntimos que cobran en la cafetería del Clínico.

Ahora resulta que los problemas del Club Baloncesto Valladolid se han convertido en un asunto político. PSOE e IU piden explicaciones y anuncian preguntas en el próximo Pleno Municipal. Curiosa esta reacción de la oposición. Mejor dicho, la reacción socialista, que califica a Hansen de jugador histórico del CB Valladolid, porque IU siempre se ha mostrado contrario a cualquier apoyo al deporte profesional. El baloncesto está tan ayudado por el Ayuntamiento como en su momento el Real Valladolid recibió un importante empujón político para la construcción del Arena; puestos a comparar quizá la magnitud del macroproyecto sea más inexplicable que estas asistencias puntuales o programadas para intentar salvar al primer equipo de baloncesto de la ciudad.

 

El problema del baloncesto no es nuevo. Para simplificar en esta última y efímera etapa, todo estuvo mal planteado desde el principio; Hansen con su adjunto, Hansen sin su entrenador Roberto González, Hansen con su entrenador Aranzana, Hansen sin jugadores, Hansen sin apoyo desde el Ayuntamiento. Hansen sin encontrar respuestas en algo que él creía más llevadero. No es un fracaso, es una consecuencia. Pero tampoco puede ser el final.

 

En una ciudad donde se cobran diez céntimos por beber agua del grifo en un hospital puede ocurrir cualquier cosa. Entre ellas que aparezca un patrocinador, o varios más pequeños pero que ayuden a sumar lo necesario para cubrir el presupuesto. En el Ayuntamiento hay una especie de orden no escrita que encamina la gestión a cubrir ese mínimo que garantice la temporada cumpliendo con los pagos a jugadores y trabajadores. La famosa deuda que tanto atenazaba a Hansen es otra cuestión, sobre la que también están.

 

Por supuesto, no hay parálisis en la actual gestión que asume la Fundación. En todos los conceptos, ya hay movimientos empresariales y deportivos. Pero ahora las prioridades son otras y el club necesita ese último soplo que evite su ingreso en la unidad de descartados. No puede permanecer continuamente en la UVI.

 

Las explicaciones políticas son para los políticos. Pero a todos, Gobierno y oposición, les pedimos un poco más de altura en los planteamientos de ciudad. Y tener un club en la elite del baloncesto español es perfectamente un asunto de ciudad tan respetable como otro cualquiera.

 

 

Comentarios

megafan 10/09/2013 20:57 #1
Félix hace mucho que no escribes. Te echamos de menos. Vuelve pronto

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: