Felixangel blog original

Desde el alero

Félix Ángel Carreras
Opinión variada y de actualidad

Negocio redondo

Valladolid01 detail

La concentración de Pingüinos siempre genera suspicacias. Defensores y detractores hacen sus balances aunque nadie niega que se trata de un gran acontecimiento para Valladolid, pero también de un gran negocio. ¿Negocio recíproco para ciudad y organizadores?

Los Pingüinos regresan a su glaciar de invierno después de rugir sus motores durante un largo fin de semana en Valladolid. Desde hace tiempo, mucho tiempo, la incógnita polémica sobre la organización merodea los comentarios generales; tanto de los amantes de la moto como de aquellos espectadores que disfrutan o padecen esta concentración motera. No cabe ninguna duda que se trata de un gran negocio. Si hubiera que calcular los retornos publicitarios de la promoción que ha tenido Valladolid en los medios de comunicación nacionales e internacionales, el importe sería impagable para el anunciante. Además, los efectos directos para la hostelería en general han sido notables y la ocupación hotelera, según hemos conocido, ha rondado el 75% en un fin de semana de enero posterior a las fiestas de Navidad. En total, un impacto cercano a los dos millones de euros que resumen la idoneidad de acoger cada año esta particular cita.

 

Después vienen los efectos colaterales de este invento. Desde las denuncias de los Ecologistas o las reclamaciones de Facua hacia los favores que recibe el club organizador, según este criterio, por la utilización despiadada del Pinar de Puente Duero a un precio más que razonable porque resulta que es una cesión gratuita. No voy a meterme en las cuentas de nadie, pero hace tiempo, mucho tiempo, hubo una diáspora en el seno de Turismoto que fraccionó el grupo y derivó hacia una segunda concentración en Tordesillas, hasta ahora el municipio que más veces ha acogido a los moteros de Pingüinos. Que yo sepa, a las autoridades de la Villa no les causó demasiado disgusto en su momento el portazo de los organizadores, que buscaron otros emplazamientos mientras se quedaron tan a gusto con el sucedáneo de Motauros, menos ruidoso y más manejable. Ni siquiera Simancas, que probó un año, ha tenido ganas de repetir después del caos que colapsó todos los accesos al municipio.

 

Pingüimos es como Renault cada vez que plantea uno de esos planes industriales. Saca al mejor postor su oferta y ahí empieza el lío. El Ayuntamiento de Valladolid hizo bien en adjudicarse la propiedad del evento cuando tambaleaba porque es un gran acontecimiento. Ahora bien, todo no vale en esta historia de motos, moteros y negocio; negocio redondo para la ciudad en materia de imagen, pero habría que preguntarse también si lo es para sus organizadores. Muchos lo tienen claro desde hace tiempo, mucho tiempo, pero las cuentas son las cuentas. Que las revise a quien corresponda.

Comentarios

Marta, Javier y Gonzalo 22/01/2013 14:55 #4
Nosotros también te hemos puesto en favoritos, enhorabuena y mucha suerte en tu nueva andadura. Un abrazo muy fuerte desde los madriles!,
feliciano y Carmina 21/01/2013 03:00 #3
Te seguimos, ¡animo y a por todas! como dice la canción "que te vaya bonito" estamos seguros no va a ser de otra manera. Desde ahora Tribuna.Valladolid, es nuestro favorito y todos los dias estaremos en contacto. Hasta pronto.
pedro 19/01/2013 11:03 #2
Acertado análisis. Todo un lujo poder disfrutarte en tribunavalladolid
fan charro 18/01/2013 17:09 #1
Un placer volver a leerte de nuevo, tras tu marcha de El Adelanto

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: