Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Y se armó la de Gamonal

Si hace quince días alguien me dice que en Burgos se va a armar la marimorena le hubiese contestado inmediatamente que si estaba fumado o le había sentado mal el desayuno. Hombre, vamos a ver, en Castilla y León no pasan esas cosas, y en Burgos mucho menos, pero si esa gente no ha vuelto a liar ninguna desde los tiempos de su paisano Rodrigo.

 

Pues mira por dónde, que sí, que en Burgos han armado la de Gamonal, y que estas cosas pasen en Marinaleda, pues bueno, parece normal, sería el pan nuestro de cada día, pero en Burgos, bastión de Castilla, hay que preocuparse, porque el asunto puede ser mas serio de lo que parece.

 

Lo sucedido en Burgos no es ni mas ni menos que el resultado de la situación incendiaria en la que se encuentra el país, alimentada por unos políticos y gobernantes que aportan el combustible al continuar favoreciendo el contubernio de constructores y otros, del que forman parte, y que no renuncia al momio de años atrás cuando había recursos para todo, ahora ya no hay presupuesto pero seguimos aumentando el endeudamiento con tal de seguir mamando.

 

Y si la teta ya no da leche están dispuestos a comerse la ubre, y el que venga después que arree, como ejemplo tantas obras inútiles y encima mal ejecutadas cuya rentabilidad hoy pasaría por su demolición y que al menos nos ahorráramos los costes de mantenimiento o la nefasta imagen de su deterioro.

 

Comburente no falta, la situación de descontento generalizada no creo que haya quien no la palpe, y además Vds. también la alimentan cuando nos mienten, o nos dicen verdades a medias, que es peor que mentirnos, nos dicen que baja el paro, pero se callan que no es debido a un aumento de puestos de trabajo, sino a que la gente se da de baja o se marcha.

 

Nos dicen que las magnitudes macroeconómicas están mejorando, mejora el PIB, baja la prima de riesgo, vienen inversores, las empresas empiezan a obtener beneficios, etc., pero los bancos nos suben los intereses, nos suben la luz y el gas, nos recortan servicios, nos bajan los sueldos, etc., nos piden paciencia que ya empezaremos a notar las mejoras, o sea que tenemos que esperar a que los de siempre se acomoden bien en la burra y luego ya nos dejarán cogernos del rabo para hacernos mas llevadero el camino, y encima que estemos contentos, difícil va a ser.

 

Solo nos falta la chispa que inicie el fuego, pero eso es lo mas fácil, basta que alguien deje una herramienta mal colocada en una de esas obras no deseadas, que alguien tropiece y se rompa una pierna, y ya tenemos el fuego en marcha, si además aparecen unos pirómanos, a los que conocemos como elementos antisistema, que ya vienen con el fósforo en la mano y la gasolina para avivar el fuego además de buscar nuevos focos, el coctel ya está completo para que una situación incendiaria se convierta en explosiva, así que cuidadin cuidadin, actúen Vds. contra los elementos y no esperen a llamar a los bomberos, porque cuando estos aparecen es que ya se ha liado parda y las situaciones explosivas son incontrolables.

 

Señores gobernantes, pónganse de una vez colorados y no cien veces amarillos, acepten que tienen en su colectivo un montón de corruptos y aprovechados que utilizan el puesto para el que han sido elegidos o designados en beneficio propio y de los amigos y no del bien común como es su obligación, pongan a sus compañeros corruptos en su sitio, que no es otro que la puñetera calle, y que queden los que de verdad estén dispuestos a mirar por los demás, que seguro que políticos honrados también hay, y no pocos, y si no hay cuadros suficientes se buscan fuera de la casta, que también hay mucha gente válida, que a pesar de todo, de esta vamos a salir seguro, pero hombre pongan Vds. también de su parte.

 

En este asunto de Burgos, puede que siempre sea así, pero parece más acentuada la falta de información y la información tendenciosa, claro que teniendo en cuenta quien está detrás de las empresas implicadas en la planificación y ejecución de las obras, que además controla un importante grupo de comunicación, se comprueba que perro no come perro o que entre bueyes no hay cornadas.

 

Unos dicen lo que les interesa, otros se callan y otros solo hablan de los que no están de acuerdo con las obras, seguro que también hay vecinos que aprueban la remodelación de la calle, y también tendrán sus razones, pero extraña que los que estén a favor no hablen.

 

Y por último, no carguemos las tintas solo contra el Alcalde, que si ha gestionado fatal la crisis, que si es un inepto, que si es un cobarde, etc., como siempre haciendo leña del árbol caído, si nos dejaran dibujar el blanco después de clavada la flecha todos seríamos unos excelentes tiradores, y no creo que haya sido él solito el que ha tomado las decisiones, aquí hay un trasfondo que sería muy interesante conocer, pero nos quedaremos con las ganas, lo que sí es triste, y peligroso, es que cale la idea de que el empleo de la violencia beneficie tanto o más la eficacia de la protesta como la pueda deslegitimar.

 

Lo ideal en democracia sería que las urnas pusieran en su sitio a los malos gobernantes mediante una patada en salva sea la parte, pero sabemos que eso no es así, algo falla en el sistema y deberíamos pensar en corregirlo para que no sea la calle la que de satisfacción al ciudadano, no es buena solución.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: