Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Primero de mayo

Día uno de mayo, fiesta del trabajo, que unos celebran marchándose a la playa mientras otros acuden a manifestaciones, manifestaciones convocadas por unos sindicatos totalmente desprestigiados y a las que cada vez acude menos gente. Es triste tan poca concurrencia a unas manifestaciones que deberían ser multitudinarias a tenor de la situación laboral que sufrimos.

 

A parte de que eso de que el día 2 sea fiesta quita asistentes que prefieren celebrar la fiesta disfrutando del puente, también puede ser que muchos estén hartos y piensen que pierden el tiempo y sobre todo convocadas por unos sindicatos en los que cada vez se cree menos y que a ellas acuden individuos de dudosa calaña al lado de los cuales no es recomendable estar.

 

Es una pena lo de los sindicatos, son los que tenemos, y a todos nos beneficiaria que funcionaran bien, pero compadezco a los representantes sindicales honrados, que seguro los hay y no pocos, porque por mucho empeño que pongan en animar a la gente a manifestarse, no pueden con el lastre dejado por sus compañeros chorizos, protagonistas de ERES fraudulentos y trincones de fondos para cursos de formación, y no para las organizaciones, que ya sería bastante grave, sino para llevárselo crudo a su casa, aunque hay que reconocer que en esto la patronal tampoco le va a la zaga.

 

Si, que pena, unas manifestaciones por motivos laborales y con tan pocos participantes cuando deberían estar las calles a reventar, y no creo que sea necesario explicar por qué, aunque solo fuera para hacer entender a nuestros gobernantes que ya está bien de mentiras, que ya sabemos que el día 25 hay elecciones y hasta entonces van a intensificar el cuento de milongas, que después nos van a tener que decir que las circunstancias les obligan a no cumplir las promesas, que una cosa es que les aguantemos porque todavía somos civilizados, aunque ya se está viendo que algunos no tanto, ¿verdad Sr. Fernández Díaz y Sr. Pere Navarro?, y otra que seamos tontos.

 

Y los sindicatos pidiendo empleo de calidad, no te fastidia, ¿y quién no?, lo que hace falta es que haya quien pueda darlo, y además un buen sueldo, ¿y de dónde van a sacar el dinero muchos empresarios?, si no consiguen ni para pagar seguridad social tasas e impuestos.

 

Recuerdo, y hace ya más de diez años, que alguien me comentaba: fíjate, mi hijo con un título universitario y dos idiomas y trabajando por mil euros al mes, ¿quién nos iba a decir que si entonces ser mileurista era una desgracia, serlo diez años después se convertiría en un privilegio?, hoy con dos carreras y tres idiomas te tienes que marchar a buscarte la vida fuera de España, y suerte tienes si en Alemania te dan un trabajo por 600 euros/mes, y si está relacionado con tu formación entonces ya date con un canto en los dientes, porque además si no consigues trabajo te empaquetan para acá en un santiamén, que las prestaciones sociales son caras y están para sus ciudadanos, vamos igualito que aquí.

 

Esta es la realidad, y que nos digan que la economía está mejorando, pues vale, pero a ver cuándo se nota en la calle, que cada vez hay más gente que no llega a fin de mes, los datos macroeconómicos, prima de riesgo, balanza de pagos, inversión extranjera, etc., pueden ser buenos, aunque no todos, pero sus beneficios se los deben de quedar los de siempre, o sea los
grandes, hasta ahora a las clases medias, cada vez más mermadas, y a las bajas, creciendo, y no digamos a quienes están por debajo del umbral de la pobreza, no les llegan ni las migajas.

 

Es cierto que se atisba alguna mejoría, hay gente animada haciendo cosas, tienen ganas a pesar de todo, a ver si es cierto que este es el comienzo de una mejoría real y no un espejismo, y que se note cuanto antes en el bolsillo de los ciudadnos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: