Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Debate decisivo y otros debates

El lunes asistimos al debate entre los cuatro candidatos, bueno tres a presidente y una a diputada, aunque quien sabe, algunos piensan que el que Soraya aparezca en los carteles colgados de las farolas con Rajoy, puede significar algo.

 

Le han denominado debate definitivo y no entiendo por qué, tampoco íbamos a pedir que los contrincantes tiraran de faca y se rajaran el bandullo, pero hombre, dialécticamente hablando, a más de uno y de una se le podían haber dado sopapos hasta reventarle y no sucedió, se ve que son gente bastante educada y comedida, nosotros que lo perdemos, a mí personalmente me resultó bastante insulso, confieso que me le tragué entero y después pensé que mejor podía haber dedicado el tiempo a otra cosa, creo que el de Sánchez y Rajoy me lo voy a saltar, total ya me lo contarán después, y mucho me temo que va a ser bastante más sinsustancia que el de los cuatro, no creo que se vayan a atizar entre ellos para engordar la talega de los adversarios, y como hablar mal de los ausentes no está bien, supongo que no lo harán, aunque si fuera yo no sé si resistiría la tentación, total más disparates estamos viendo en el desarrollo de la campaña.

 

En esto de los debates sucede como con las elecciones, que todos ganan y todos pierden, si preguntas quien ganó, no tendrás ninguna duda sobre la respuesta que vas a recibir según la inclinación política del encuestado, está claro que para cada cual habrá ganado el contrincante de su tendencia, pero si preguntas quien ha perdido, aquí ya la cosa cambia, si el encuestado es Pedro o de Pedro, dirá que ha Perdido Pablo, si es de Pablo dirá que Pedro, si es de Soraya dirá que Albert y si es de Albert repartirá entre Pedro y Soraya, y supongo que eso significará algo.

 

Tengo la impresión de que estamos asistiendo a una campaña electoral más perversa que en ocasiones anteriores, es hasta cierto punto normal ya que hay más actores en concurso con posibilidades, pero algunos están cambiando sus principios y si es necesario mienten y se vilipendian más entre ellos más de lo que ya se espera de un político en campaña, es lo que ha sucedido con el ensañamiento contra Marta Rivera por sus comentarios a la Ley de violencia de género según se trata en el programa electoral de Ciudadanos, cuando, desde mi punto de vista es una postura bastante acertada.

 

No me gusta la citada ley, no debería existir, no soy jurista, pero creo que a la hora de legislar se tiene en cuenta el sentido común, y algo me habrá tocado en el reparto, creo además que no cumple el principio de igualdad ante la ley, además de crear situaciones que perjudican gravemente al hombre dándole un trato desigual, lo que la convierte en una ley cuando menos injusta, solamente puedo entender que la intención del legislador haya sido proteger al más débil, en el caso de maltrato físico en la pareja es la mujer la que está en desventaja y se llevará la peor parte la mayoría de las veces, pero no siempre es así, yo conozco alguna pareja que entró en batalla y en el reparto de mamporros él quedó mejor servido. Hace unos veinte años, recuerdo que en la provincia una se cargó al marido de un hachazo, bien es cierto que aprovechó que dormía la siesta, pero no sé si el que te pasaporten mientras duermes puede considerarse como agravante o atenuante a sumar o restar al hecho de ser mujer, mi opinión es que a igual delito igual pena y que todos los casos no son iguales.

 

Repito que solo entiendo la existencia de la ley con la intención de proteger al más débil, pero no el argumento de que se trata de reducir los casos, cuando ya se ha demostrado su ineficacia, aun así respeto la opinión de quien defiende la ley empleando estos razonamientos, aunque no la comparto, lo que no admito bajo ningún concepto es que se defienda empleando
términos como machismo que, al igual que feminismo, me producen un sentimiento de profundo rechazo, buscan la confrontación cuando deberíamos buscar la concordia.

 

Yo ya no estaba entre el 40% de votantes indecisos, pero por si me quedaba alguna duda, ver como casi todos los partidos, amén de personajes públicos de lo más variopinto, han atacado a Marta Rivera por defender un planteamiento de lo más sensato, me la ha despejado, este año voy a ir a votar hasta contento, vamos que pienso madrugar para votar a Ciudadanos, no como cuando fui a votar de mala gana por cumplir y decidí el voto viendo las papeletas que había en el casillero de la cabina electoral, al volver me encontré a un amigo, le comenté a quien había votado y me preguntó quiénes eran esos, le respondí que no tenía ni puñetera idea pero que como se llamaban Los Hartos pensé que algo teníamos en común.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: