Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

De sanidad pública o privada

Reconozco mi osadía al atreverme con un asunto tan grande y complejo como es la prestación sanitaria y asumo que seguramente solo acertaré en parte de lo que diga, pero como usuario y como ciudadano de este país, me considero con el derecho a opinar y a contar lo que se palpa en la calle, aunque ya asumo de ante mano que no me harán ni puñetero caso, sobre todo los que podrían hacer algo para mejorar el sistema que seguramente ni siquiera me leerán

Reconozco mi osadía al atreverme con un asunto tan grande y complejo como es la prestación sanitaria y asumo que seguramente solo acertaré en parte de lo que diga, pero como usuario y como ciudadano de este país, me considero con el derecho a opinar y a contar lo que se palpa en la calle, aunque ya asumo de ante mano que no me harán ni puñetero caso, sobre todo los que podrían hacer algo para mejorar el sistema que seguramente ni siquiera me leerán.

 

Señores que se están manifestando cada dos por tres en defensa de la sanidad pública, y que casi todos Vds. son profesionales de la sanidad, de la pública por supuesto, también podrían manifestarse los profesionales sanitarios sin trabajo y que pudiera ser, y digo solo pudiera ser, la prestación privada de la sanidad pública les creara algún puesto de trabajo.

 

Ninguno de Vds., manifestantes en su derecho de hacerlo, ha aclarado que no es lo mismo sanidad privada que prestación privada de la sanidad pública, para Vds. evidentemente sí porque probablemente perderían su estatus de funcionarios.

 

En este bendito país, al que entre todos estamos llevando al abismo, ser funcionario sigue siendo una cosa muy seria, hasta el punto de que mucha gente lo considera como la meta de su vida, y si además consigues que tu hijo y nieto también sean funcionarios entonces ya para que queremos mas, he visto el saludo que se hacían entre dos funcionarios, en que uno le decía la otro, que estaba acompañado por un niño pequeño, supongo que su nieto, ¿Qué paseando con un futuro funcionario?. En otra ocasión en un restaurante oí como los comensales de una mesa decían a un conocido que se acercó a saludarles que estaban allí celebrando que uno de ellos ya era funcionario, podrían haber estado celebrando que había encontrado trabajo, pero recalcaron varias veces lo de funcionario, y yo que no lo soy, automáticamente pensé, joder y a esta gente hay que pagarle un sueldo, es que no tienen bastante con ser funcionarios.

 

Desde el punto de vista del usuario, me consta que en la sanidad pública hay excelentes profesionales, que siempre van a hacer bien su trabajo aunque dependieran de una empresa privada, y a mi me daría igual que fueran o no funcionarios, pero por si acaso el día que tenga que acudir no me toca uno de estos, prefiero que quien me atienda, si no lo hace correctamente, pueda incluso perder su puesto de trabajo, y no me digan que también puede perderlo un funcionario porque me voy a reír.

 

Como ciudadano tengo que alegrarme enormemente de que tengamos un sistema de sanidad público de calidad mas que reconocida, vamos que tenemos un sistema sanitario del que podemos sentirnos orgullosos, con toda seguridad porque en el abundan los buenos profesionales, pero también, hasta ahora los medios necesarios, pero cuidado estamos en época de recortes, y no creo que nadie recorte por gusto, así que habrá que optimizar los recursos que nos queden, y no quiero decir con esto que la solución sea privatizar la sanidad, pero hombre, todos sabemos que la administración pública no se distingue precisamente por ser buena administradora, y en esto momento tampoco por su honradez, quizá lo razonable es que coexistan la gestión pública y la privada, de esta forma se podrían comparar resultados.

 

¿Porqué no externalizar servicios cuando es algo que en la empresa privada de cualquier sector se hace continuamente y con excelentes resultados?

También es cierto que la gestión privada no siempre garantiza eficiencia y honestidad, cuando tenemos ejemplos de corrupción a patadas, si hasta las ONGS, que aunque sean sin ánimo de lucro, buscan mecanismos para lucrarse, ellos o sus amigos, ha saltado la noticia del alquiler del servicio de mamografías a Capio por la Asociación Española contra el Cáncer que es quien debe prestar el servicio a través de un convenio con la Consejería de Sanidad de Madrid y que huele bastante mal. Señor Fernández-Lasquetti, ¿es cierto que la consejería ha dado la siguiente respuesta?: "Nosotros con quien hemos firmado el programa es con la AECC, lo que hagan ellos es su problema. Que hagan lo que quieran, pero quien debe hacer el programa de detección precoz del cáncer es la asociación". Si con el dinero público alguien puede hacer lo que quiera, entonces ya no se a que atenerme, ya no tengo ni idea si quiero sanidad pública o de gestión privada si los gestores son deshonestos en cualquiera de los casos nos van a dar por saco de todos modos.

 

Hay que controlar de una puñetera vez a las empresas privadas adjudicatarias de servicios públicos para que se acaben los favores de todo tipo a familiares, amigos, conocidos y colegas que algo nos devolverán, a veces ya impuesto en las condiciones de adjudicación, y no precisamente a las arcas públicas. ¿HAY JUSTICIA EN ESTE PAIS? ¿A QUE SE DEDICAN LOS JUECES?

Comentarios

Independiente 20/01/2013 12:44 #2
Opino que se escribe para que un público más o menos culto (no analfabeto) comprenda las expresiones. No creo que sea necesario escribir de forma rebuscada. Aunque no conozco al autor de este texto, razón no le falta, aunque se equivoque en algo y estoy seguro que si se hiciera un sondeo estadístico, saldría una extensa parte de encuestados inclinándose por esta forma de pensar. Y es cierto que, con todo respeto Sr. Aaronazo, a usted le haya costado su trabajo lograr su puesto de funcionario, probablemente por su estatus social, por sus posibilidades formativas o por haberse marcado un objetivo elevado, muchos otros no han tenido estas dificultades y su puesto ha sido inmerecido o incluso fraudulento. Afortunadamente, "no llueve a gusto de todos". Sin embargo, nuestra Nación está dirigida por una línea general de actuación de favoritismo, fraude, injusticia, en fin, todos aquellos calificativos que quiera tener en su mente basándose en los conocimientos que usted ha adquirido.
Aaronazo 30/12/2012 12:23 #1
Se nota que no es usted funcionario. Un funcionario, para ganar su plaza, ha tenido que pasar una dura oposición, dos o tres años de estudio, esfuerzo y adquisición de conocimientos. Como decía, se nota que usted no es funcionario, pues su forma de escribir es rayana en el analfabetismo funcional, lo que denota que no ha estudiado ni leído demasiado. En cuanto al contenido de su artículo, tópicos, medias verdades y mantras repetidos pero nunca demostrados por neoliberales que santifican lo privado, pero que se olvidaron de aprender a escribir como Dios manda. Y luego hablan de excelencia y méritos individuales: uno no sabe si reír o llorar.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: