Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

De sanciones e impuestos.

Se da la noticia de sanciones impuestas por la policía municipal como consecuencia de la rotura de una papelera y de utilizar el espacio del mercado grande para jugar al futbol, nada que objetar, se incumple una ordenanza municipal y se aplican las sanciones establecidas al efecto, ¿por qué tanta crítica y tanta publicidad a algo que debería ser rutinario?, estos señores del PP no aprenderán nunca, mira que hacer una nota de prensa si ya se sabe que anunciar castigos, por muy justificados que estén, siempre va a ser impopular, si además la comunicación es incompleta, lo que hace que luego cada cual elucubre a su manera, y después traten de arreglarlo con una nueva nota dando explicaciones, que lo único que sirve es para atizar el fuego, los responsables municipales deberían pensarse muy bien en manos de quien está su departamento de prensa, propaganda y publicidad, repito, las explicaciones cuando te las pidan, aunque solo sea por aquello de “excusatio non petita..”, la policía cumplía con su deber y además a petición de un ciudadano y punto.

 

Para aquellos que hablan de dictadura, que si no se puede comer pipas en el Grande, etc., nadie les aclara que la denuncia no es por comer pipas, sino por tirar las cáscara al suelo, ¿porque no se dice así en la nota de prensa?, no creo que nadie se prohíba a si mismo comer pipas en el salón de su casa, pero seguro que las cáscaras no las tira encima del sofá, aunque algún guarro que otro habrá, que si los niños no pueden jugar en la calle, pues mire Vd. si yo estoy tomándome una cerveza en una terraza y de repente le cae un balón encima, la verdad, me gustan los niños y me alegra que me alegren el día con su griterío y sus juegos, pero si me tiran la cerveza les juro que me acuerdo de sus padres, cada cosa en su momento y en su lugar, y que cada palo aguante su vela, además todos sabemos que lo poco agrada y lo mucho enfada, y si los mentados niños o jóvenes tienen más de dieciocho años y además cuando se les llama la atención se recibe como respuesta el más absoluto de los desprecios cuando no una amenaza, ¿porqué no se dijo esto en la nota?, me parece que la sanción está más que merecida, y lo que puede empezar con una simple amonestación debería irse incrementando en progresión geométrica a medida que se reincide, me parece muy bien poder sustituir la sanción económica por la prestación de servicios a la comunidad, pero que sea de verdad y no un paripé, que los servicios prestados sean realmente útiles, que compensen los daños ocasionados y supongan realmente esfuerzo y sacrificio para los infractores, de esta forma se lo pensarán muy bien antes de reincidir, así que menos rasgarse las vestiduras, quien la haga que la pague, y no solo por jugar al futbol en El Grande o tirar cascaras de pipas al suelo, también por aparcar en las aceras, abuso de espacios públicos, destrozo mobiliario, mearse en la calle, algarabías a las tantas de la madrugada, dejar la calle llena de residuos de botellón, etc., en definitiva, a los inciviles hay que ponerlos en su sitio, a todos, los ciudadanos que respetan las normas tienen que sentirse defendidos por la autoridad, así evitaremos que se pasen al otro lado y acabemos haciendo imposible la convivencia en paz y buena armonía.

 

Otro tema que afecta al Ayuntamiento es el nuevo impuesto, tasa, o lo que sea, “de reciclaje”, no me extraña que la ciudadanía esté que muerde, se podría entender que se hubiera subido la tasa de basuras, que ya incluye el reciclaje, mediante la correspondiente explicación de que no se cubre el coste del servicio, pero inventarse una nueva por lo mismo y que además lo cobre un tal Consorcio al que parece se le debe dinero por parte del Ayuntamiento, puede que porque los ingresos obtenidos por la tasa de basura se han aplicado inadecuadamente, no puede entenderse, y quizá sea de dudosa legalidad, como apuntan varios colectivos, para cuando un adelgazamiento de la administración con la correspondiente reducción de gastos, y no solo solucionar la falta de recursos aumentando impuestos que el ciudadano ya no puede soportar, que es eso de cobrar dos veces por el mismo servicio, o tres, porque las empresas ya pagan a la empresa Ecoembes por el reciclado de envases, al final el ciudadano piensa que se trata de un abuso y probablemente no le falte razón.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: