Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

De carnet por puntos

 
No sé si a estas alturas todavía quedará alguien que no esté convencido de que el Código de Circulación se utiliza mas con afán recaudatorio que para evitar accidentes, sino porque se esconden los trípodes en los límites de las áreas urbanas donde las vías se parecen mas a una autovía que a una calle pero se mantiene el límite de 50, porque ahí si te descuidas, que es bastante fácil si eres un poco despistado, te pueden caer 500 euros y 6 puntos, en una calle con tráfico es mas difícil, el nivel de tráfico te obliga a mantener la atención, y en el caso de que te pases será poco y la sanción no compensa los trámites, y además eso de comunicarte la sanción apurando el plazo de prescripción, ¿por qué?, ¿para que no te enteres y vuelvas a caer en el mismo sitio?, y eso de que te quiten y te regalen puntos, que a quien se los regalan no los necesita porque no los gasta, me recuerdan el concurso del “un dos tres”, en fin no me hagan mucho caso porque hace poco que me han dado pal pelo y aún no se me ha pasado el cabreo, además han sido los municipales que me sienta peor. Yo no me considero mal conductor y creo que soy bastante prudente, quizá un poco despistado, y con esto lo que quiero decir es que le puede pasar a cualquiera, que tenga carnet y conduzca claro está, en cuanto a las multas de aparcamiento y especialmente las de la “ORA”, como pienso que no deberían existir, no voy a decir mas, las leyes están para respetarlas, pero a mí las sanciones de tráfico no me dicen absolutamente nada de la catadura moral de una persona, faltaría mas, cuando las probabilidades de que te multen son infinitamente superiores a que te toque la lotería, y a veces por bobadas o incluso porque el agente de turno tiene un mal día.

En realidad no era el tema del párrafo anterior el que quería tocar, pero aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid pues ya me he desahogado, todo es terapia.

Lo que no puedo entender es que un sistema para evitar accidentes se utilice para hacer la puñeta a un compatriota que se halla en una situación comprometida, que bien se nos da hacer leña del árbol caído, y como afloran los valientes al lado del vencido, y digo un COMPATRIOTA” y lo diría igual si en lugar del PP fuese del PSOE, ya que en estos momentos no tengo especial simpatía a ninguno de los dos y creo que hay cosas que no deberían mezclarse, tampoco digo que Ángel Carromero sea un alma cándida, a saber que estaba haciendo y entró como turista, además los medios de comunicación y comentarios de ignorantes y de malintencionados e incluso dirigidos se ve a la legua, ya se han encargado de demonizarle, porque yo no creo que sea ni tan bueno ni tan malo, quizá un poco tonto por meterse en la boca del lobo, pero es joven y la juventud es temeraria, y ¡ojo!, que aunque la probabilidad sea menor, el mejor conductor puede tener un accidente.

En cuanto a los medios de comunicación, hombre, podían haber esperado a publicar la noticia hasta que no perjudicara al proceso, a que Ángel estuviera en España, y luego sí, si se ha portado mal que caiga encima de el todo el peso de la ley, pero no le dejemos en manos de quien está si podemos evitarlo, y no me vengan con la canción del derecho a la información y la libertad de expresión, a otro perro con ese hueso, la vergüenza de la profesión de periodista son esos carroñeros buscadores de carnaza que venderían a su propia madre, y que para mí, y tómense los adjetivos como lo que significan y no como un insulto que no es mi intención, son unos caines, vendepatrias y malnacidos, primero disparan y después preguntan, que te puedan identificar con gente como esa hace que sientas vergüenza de ser español.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: