Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Bajada de sueldos

Así que el FMI aconseja una bajada de sueldos en España del 10%, y plantea un gran pacto entre empresarios y sindicatos, además se supone que con la colaboración del gobierno, si es que si no fuera por las pocas ganas que le quedan al personal sería para partirse de risa.

 


Y para más INRI, ahora un tal Olli Rehn, vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de asuntos económicos, casi nada, pide un acuerdo entre patronal y sindicatos para que los trabajadores acepten. Pues yo creo que la Sra. Lagarde y el Sr. Rehn se podían ir a las Galápagos a hacer el pino y de paso un poco de compañía a las tortugas, que no se si habrá tortugas, pero como se llaman Galápagos, igual sí.

 


Evidentemente, los aludidos han mostrado su disconformidad, es decir que el plan lo va a poner en marcha Rita la Cantaora, que ellos no se atreven. No es de extrañar, porque el rebote de los afectados, que ya por efecto de la crisis han sufrido una bajada de más del 10% aunque se diga que el 7, por el sistema de esto es lo que hay y si no te quedas en tu casa y comes piedras, podría ser de tal calibre que mandasen también a las Galápagos a un gobierno formado por un partido corrupto hasta la medula, una patronal que ha dado muestras suficientes de su funcionamiento y de la conducta intachable de sus miembros dirigentes, a la par que unos sindicatos que han demostrado que los trabajadores les importan un bledo y que al igual que la patronal ponen por encima su supervivencia y el llenado de la buchaca de sus líderes a base de subvenciones que la defensa de sus representados, y también corrompidos.

 


Eso sí, hay que reconocer que los de la CEOE, son mas valientes además de unos jetas, atreviéndose a pedir, según está el patio, el cambio de contratos y pasarlos a tiempo parcial y que además se posibilite realizar entre un 15 y un 30% de horas complementarias, y a esto lo llaman flexibilizar el tiempo de trabajo, no hay que ser muy listo para saber lo que algunos van a hacer aprovechando este sistema.
Pues nada, si lo intentan, y los trabajadores lo aguantan sin ciscarse en sus muelas, adelante, por qué no, un paso de gigante hacia la bangladeshización del mercado de trabajo, si al final acabaremos trabajando por un cuenco de arroz tres veces al día.
Lo cierto es que algo hay que hacer, y las propuestas son lógicas, antes de perder el trabajo es preferible aceptar recortes en salario y en tiempo, pero esto que puede ser razonable, lo sería si se hace con justicia, es decir repartir como dios manda tanto lo bueno como lo malo, lo que pasa es que la experiencia demuestra lo contrario y siempre pagan el pato los mismos.

 


No estoy de acuerdo con la defensa que se hace al decir que no hay que bajar los sueldos, es más hay quien dice que hay que subirlos para que aumente la demanda, porque eso no sucede al final suben los precios, algo que por cierto no sucede al contrario cuando se bajan salarios el precio de los productos se mantienen o sigue subiendo, caso de la energía y otros productos y materias primas cuya subida de precio solo obedece al afán de aumento de beneficios de las grandes empresas , y al final con más dinero se compra lo mismo o menos a la vez que aumenta la importación de productos con la consecuente disminución de la producción interna y destrucción de tejido empresarial.

 


Esto sucede porque basamos nuestra economía en mejorar la balanza comercial, que es de lo poco que muestra signos favorables, tenemos que producir a mejores precios para competir en un mercado internacional y para eso es necesario rebajar costes y evidentemente uno de los más afectados es el salarial, para producir a precios de china tendremos que pagar salarios equivalentes, ¿que gano con vender más si lo hago a precios de ruina que no me permiten remunerar decentemente el trabajo?, hacemos lo mismo que el tío Sotero, que vendía botones y perdía 10 ctm. por cada botón vendido, pero estaba contento porque vendía muchos.

 


En fin, para no alargarnos demasiado, lo que efectivamente hay que potenciar es la demanda de nuestros productos aunque para ello sean necesarias medidas proteccionistas, con 6.000.000 de parados y por muy mal que se vean, creo que hemos llegado a una situación de extrema necesidad que las justifican. Mantener nuestro nivel de vida a base de importar bienes con el consiguiente aumento de la deuda no puede conducir más que al desastre.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: