Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

25 de mayo elecciones europeas

Y llegó el día, hoy podemos ejercer nuestro derecho, algunos iremos a votar y otros no, parece ser que van a ser muchos los que optarán por no ir, unos porque pensarán que pueden aprovechar mejor el tiempo en otra cosa, y otros porque dicen que están hasta las narices y que a los políticos les den morcilla, yo creo que no hacen bien, que se debe votar porqué sino esos de los que estamos hartos harán lo que les salga de los entresijos y encima nos dirán que si no participamos de que nos quejamos después, y razón no les faltaría, otra cosa es que no nos gusten los resultados, pero las cosas ni parecen ni son como a cada uno nos gustaría, sino como le gusta a la mayoría, es decir, generalmente las cosas son como quieren y le gustan a los demás y como esas son las reglas del juego, pues ajo y agua, y luego a consolarse con aquello de que tenemos lo que nos merecemos, pero nada, a votar, que es lo poquito que podemos hacer, bueno y protestar asistiendo a alguna manifestación cuando tengamos ocasión y ganas.


Tampoco es que haya contribuido mucho a animar a los votantes la campaña realizada, sobre todo por los dos principales partidos, tiene guasa que un partido, que sacará un buen número de diputados europeos, haya basado su campaña en una metedura de pata del rival de su principal candidata, y con qué ganas lo han explotado hasta el último día, ganar votos por una chorrada, si una chorrada, pero si lo han hecho es porque están convencidos de que eso les dará más votos que contarnos el trabajo que van a realizar como servidores públicos, lo que nos demuestra lo que piensan de la parva donde trillan, y lo malo no es que lo piensen, lo peor es que están en lo cierto.


Estas elecciones serían una buena oportunidad para lanzar a los políticos el mensaje de que estamos hartos, aunque creo que lo saben, y lanzarles una seria advertencia para que se pongan las pilas, de que lo que nos gustaría es que se impongan más obligaciones y renuncien a algunos derechos y prebendas, que lo que pensamos es que buscan el escaño por las ventajas que les aporta y no por su vocación de servicio público, que es lo que nos cuentan pero ya no cuela.


No sé para que darle vueltas, si desgraciadamente estamos convencidos de que lo que realmente importa es el resultado de supervivientes y del partido de Lisboa, fiestas que te crió, que eso sí que levanta entusiasmos, aquí juergas al canto y después, qué más da, ancha es Castilla que dijo el poeta.


Vayamos a votar, que es la única forma de elegir lo mejor dentro de lo malo, intentemos mejorar algo en lo posible, no consintamos la llegada de algunos cocos, que ya están asomando las orejas, y que sabemos como empiezan y la que preparan después si consiguen entrar, evitemos por todos los medios que se cumpla aquello de que “otro vendrá que bueno me hará”, no apliquemos el método de que o nos calentamos todos o patada al brasero, que no conduce a nada bueno.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: