Patriciamelero original

De por aquí en esto

Patricia Melero

A Huebra

Era la huebra, la hacendera, el plus. Ese día cada cual dejaba sus quehaceres y colaboraba en los de todos, así los caminos estaban en condiciones, se sacaba provecho del monte o de las fincas comunales y se mantenía limpio y funcional cada elemento del pueblo.

Cuando las campanas eran el principal medio de comunicación de los pueblos, los vecinos reconocían el toque a huebra. Era la convocatoria para avisar a los que estuvieran en edad de trabajar de que alguna tarea común requería la participación de todos: era la huebra, la hacendera, el plus. Ese día cada cual dejaba sus quehaceres y colaboraba en los de todos, así los caminos estaban en condiciones, se sacaba provecho del monte o de las fincas comunales y se mantenía limpio y funcional cada elemento del pueblo.

 

El éxodo rural se llevó por delante esta costumbre, como otras tantas de la vida cotidiana de los pueblos. Se perdieron las tradiciones y los usos de vida, pero también los ayuntamientos, diputaciones o mancomunidades fueron dotándose de competencias y de fondos económicos para asumir esas tareas que en otro tiempo fueron deber de todos.

 

La pertinaz crisis nos ha obligado o inspirado, según se mire, a echar la vista atrás en muchos aspectos de nuestra vida. Gracias a ella, en estos años hemos comprendido que viejas formas de vida, costumbres y modos de proceder de nuestros abuelos no eran rarezas del pasado, sino soluciones sencillas y eficientes para afrontar la necesidad o para mejorar la calidad de vida de sus comunidades.

 

Desde el año 2012, la Diputación de Palencia promueve e impulsa una de esas miradas atrás. El Programa A Huebra nació para recuperar el lustre pasado de lugares emblemáticos de los pueblos, para motivar el interés por sacar adelante un proyecto común entre vecinos y para que las zonas rurales no pierdan sus valores ambientales y culturales.

 

Los pueblos que quieran sumarse a esta iniciativa contarán con apoyo económico y las herramientas necesarias para hacerlo y con el ejemplo de pueblos como Ampudia, Baños de Cerrato, Bustillo de la Vega, Monzón, Baltanás, Villamuriel, Tabanera de Cerrato, Calzada de los Molinos, San Felices de la Castillería, Villalobón o Cervera, que han sido reconocidos por el buen hacer y los resultados de volver a llamar a sus vecinos a huebra.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: