Veronica original

De la tele a mi sofá

Verónica Fernández
La huelga que batió récord en los directos

Las mascotas en los Juegos Olímpicos

Waldi, Amik, Misha, Sam, Hodori, Cobi, Izzy, Olly, Sid y Milley, AthenĂ  y Phèvos, Beibei, Jingjing, Huanhuan, Yingying y Nini€ŚEstos son los nombres de todas las mascotas desde los Juegos Olímpicos de Munich de 1972. Wenlock y Mandeville, las de este año. Ninguna de ellas se ha salvado de las críticas y las de Londres 2012 se han llevado, a mi juicio, los peores adjetivos. €œSiniestras, espeluznantes y perturbadoras€, son algunas de las lindezas con las que han sido descritas.

De ellas se ha dicho que más parecen robots vigilantes que humanos o animales. Muchos no han dudado en decir que son €œhorripilantes€ y €œnada simpáticas€. En lugar de un rostro, cada una tiene un solo ojo que, según los organizadores de los juegos, es una cámara que les permite grabar todo. Tienen piernas, pero no pies; tienen brazos con pulseras de amistad con los colores de los aros olímpicos, pero sin dedos y tienen luces de taxis en las cabezas en homenaje a los famosos taxis negros de su país.

Durante los últimos meses han estado por todo Londres, posando con su mirada de cíclope. Sin embargo, el pasado viernes las eché en falta en la ceremonia inaugural de los JJ.OO. ÂżDónde se metieron? ÂżQuién decidió esconderlas? ÂżPor qué nadie les dio aunque fuera un solo minuto de protagonismo por televisión? Que a nadie se le olvide que Cobi, la mascota olímpica bidimensional de Barcelona 92, recibió críticas a diestro y siniestro cuando se presentó hace ahora 20 años. Sin embargo, un artículo de la BBC lo puso como modelo a seguir para la mascota olímpica de Londres 2012.

Pese a las críticas a sus mascotas, la gala inaugural de los JJ.OO. de Londres por La 1 de TVE ha sido todo un éxito. Poco tuvieron que hacer esa noche €˜Sálvame Deluxe€™, aunque fue la opción que mejor aguantó, €˜Me cambio de familia€™ o €˜Avanti€™. Los Juegos arrasaron con más de 5,6 millones de espectadores. Casi un millón y medio más que los que apoyaron los de Pekín en 2008. Puede que en este caso La 1 se beneficiara del horario londinense que coincidió con el inicio del €˜prime time€™ en España para marcar el mejor dato de una gala de este tipo desde Barcelona 92.

Reconozco que la ceremonia dirigida por el cineasta Danny Boyle me enganchó desde el principio hasta el final. No me esperaba menos después de costar 9.000 millones de euros y una preparación de siete años. La tradición de la campiña, el recuerdo de la Revolución Industrial y el legado musical y cinematográfico ingleses fueron los motores centrales del espectáculo, que se clausuró con un original y sorprendente encendido de la llama olímpica.

Escenas como la de James Bond escoltando a la mismísima Reina Isabel II; la actuación musical de Paul McCartney; la lectura de JK Rowling, la célebre autora de Harry Potter; y la sorpresiva aparición de Rowan Atkinson, conocido como Mr. Bean, me mantuvieron frente al televisor y me maravillaron como al resto de los 4.000 millones de telespectadores que tuvo la gala en todo el mundo.

Lo que más me impactó €“para bien- es que la familia Alcántara, de €˜Cuéntame cómo pasó€™, tuviera su minuto de gloria en la ceremonia. No hay duda de que Danny Boyle es seguidor de la serie española y fue hace tan sólo tres semanas cuando la organización de los juegos olímpicos solicitó permiso a la productora de la serie para utilizar alguna secuencia en la fiesta de apertura de los JJ.OO.

Sin embargo, la peor parada de esta ceremonia fue la periodista deportiva María Escario, que fue fichada en Twitter a lo Sara Carbonero por sus comentarios y errores en la cobertura de la gala. €œEspaña sale de las últimas porque se sigue el alfabeto inglés€ o €œUn coro de niños sordomudos€ fueron algunos de sus fallos más comentados. ÂżDónde están ahora los que decían que las críticas a Sara Carbonero eran por envidia?

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: