Veronica original

De la tele a mi sofá

Verónica Fernández
La huelga que batió récord en los directos

Humor inteligente sobre tontos

Noche jose mota rajoy tinima20130206 0935 18 detail

No es lo mismo me río en el baño que me baño en el río. No es lo mismo libros de texto que detesto los libros. No es lo mismo la tormenta se avecina que la vecina se atormenta. Y no es lo mismo los dolores de las piernas que las piernas de Dolores. Pero sí es lo mismo decir humor inteligente que decir José Mota. Es lo mismo decir humor inteligente que decir Pablo Motos. Es lo mismo decir humor inteligente que decir Gran Wyoming. Y, por supuesto, es lo mismo decir inteligencia con humor que decir Jordi Évole

En España no podemos presumir de estar a la cabeza en generación de empleo, de tener las pensiones más altas de Europa, de la eficacia de nuestro sistema educativo y de la agilidad de nuestra justicia. No. Pero sí podemos jactarnos de que en nuestro país estamos rodeados de corruptos. Corruptos en el poder, corruptos en los bancos, corruptos en los juzgados… Por haber, tenemos corruptos hasta en la realeza. Presuntamente, claro, aunque ya estoy cansada de tanto presuntamente cuando aquí el dinero que han trincado ya está ‘cantando’ por todos los rincones.

 

Pero no se equivoquen. En España no tenemos corruptos como los hay también en otros países de Europa, América u Oceanía. Aquí nuestros corruptos son tontos, tanto o más que como los describen nuestros cómicos en sus ‘sketches’. Si no no me explico cómo se pueden desviar 22 millones de euros a Suiza y pensar que el secreto quedará enterrado para siempre; cómo se pueden cobrar miles y miles de euros por trabajos que tu sociedad nunca ha llegado a hacer, siendo encima el yerno del Rey, y que las facturas no trasciendan tarde o temprano a la opinión pública; y cómo se tiene la caradura de consentir que el partido que te está dando de comer cada mes con una ingente nómina  también te pague tus fiestas privadas y pensar que todo ese folclore quedará solo en familia. Estas desfachateces solo las podrían hacer personas ‘Increíbles’, no como las que vimos el pasado viernes en el nuevo programa de Carlos Sobera, sino increíbles por sinvergüenzas, cínicos e impúdicos.

 

Tanto nos hemos acostumbrado en estos últimos meses a oír hablar de este tipo de ‘personajillos’ y de sus tejemanejes, tanto nos hemos enfadado por sus tropelías y por la escasa empatía que han demostrado tener con todas aquellas personas que están sin trabajo, a punto de perder su vivienda o están siendo víctimas directas de los recortes en sanidad y educación, que pedíamos casi con urgencia que alguien pusiera un poco de humor a lo que está sucediendo en nuestro país, éste que arrastra con la envenenada herencia económica que dejó Zapatero.

 

Pero humor del bueno, humor inteligente. Ese del que presumen tanto los ingleses, refinado, punzante, con el que te pueden llamar ‘estúpido’ a la cara sin que te des cuenta y, por si fuera poco, les sonríes. Si alguien nos daba ese tipo de humor, le responderíamos con el mando a distancia. Y así ha sido. El estreno de ‘La noche de José Mota’ el pasado jueves tuvo el respaldo de la audiencia, con más de tres millones y medio de espectadores y, aunque no pudo superarlo, plantó cara a ‘Cuéntame cómo pasó’, protagonizando un empate técnico con la histórica serie de la televisión pública. En este sentido, veremos qué ocurre esta noche con el estreno de ‘Gran Hermano 14’ que coincide con la final de ‘Tu cara me suena’, el programa imbatible de Antena 3.

 

Con José Mota pudimos ver al Rey cantando en ‘Tu cara me suena’, David Bisbal en el papel de coach despiadado de ‘La Voz’, al ministro Montoro en rueda de prensa haciendo caso omiso a las preguntas molestas de los periodistas, a Rubalcaba imitando a Gila… La política estuvo muy presente en sus parodias, como también lo está cada noche en ‘El Intermedio’, que cada semana celebra un nuevo récord histórico de audiencia. “Es triste que hayamos ganado audiencia por la corrupción”, reconoce Wyoming. La historia sobre Bárcenas, ‘El mono que mece la cuna’, nos adentraba en el ‘Bárcenas persona’ para tratar de explicar “qué esconde sobre las patillas de bandolero”, explicó Dani Mateo.

 

Con mayor o menor entusiasmo, a los españoles nos gusta el humor inteligente. Y, parece mentira, pero no nos incomoda que se haga sobre los asuntos más espinosos que contribuyen día a día al desequilibrio del país. Sabemos reírnos de nosotros mismos y esto, mirándolo por el lado positivo, no está nada mal porque creo que lo último que deberíamos perder en este contexto de locura es el sentido del humor. Virtud de la que ya carecen los corruptos tontos que se han visto ‘cazados’.

Comentarios

papa nicolao 05/03/2013 22:09 #1
acá, un video humorístico sobre la televisión argentina, recomendado: http://www.youtube.com/watch?v=7Nw3rD0Osvo

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: