Veronica original

De la tele a mi sofá

Verónica Fernández
La huelga que batió récord en los directos

Cómo sobrevivir y no morir en el intento

Siguen sin llegar noticias positivas de TVE. La última bofetada que han recibido los trabajadores de la cadena pública se produjo esta pasada semana. La Corporación ha anunciado que suspende la emisión de los magacines para rentabilizar al máximo las Olimpiadas. Esto quiere decir que ‘La Mañana de La 1’, ‘Corazón’ y ‘Gente’ desaparecen de la parrilla este verano por primera vez en la historia. ¡Quién se iba a imaginar esto hace unos años! Ahora hay que ahorrar costes cueste lo que cueste… por las malas cabezas.
Lo que le ha costado un buen disgusto a la plantilla de Telemadrid es la noticia que les llegó también la semana pasada de manos de Esperanza Aguirre. El Gobierno regional ha informado a los sindicatos de un inminente ERE que afectaría a 600 de los 1.175 empleados que forman parte de la cadena pública regional, cuya deuda asciende a 242 millones de euros. Por tanto, más de la mitad de la plantilla de Telemadrid se verá dentro de un tiempo en la calle, como ya ocurriera hace unas semanas con Radio Televisió Valenciana.

Pero éstos no son los únicos medios de comunicación afectados por la crisis. También en los últimos siete días el Grupo Intereconomía ha presentado a los trabajadores de La Gaceta un ERE mixto que afectaría a un tercio de la plantilla, esto es, a 200 empleados del grupo. Vamos, que aquí no se salva ni el sector público ni el privado.

A tenor de la situación económica que golpea con dureza a muchas de las cadenas de televisión de nuestro país muchos profesionales han tenido que emigrar de unas a otras para poder sobrevivir. El último en apuntarse a esta moda ha sido el humorista José Mota, que acaba de fichar por Mediaset España, dejando atrás su paso por TVE, a la que ha dado muchos éxitos, el más reciente ‘La hora de José Mota’. Próximamente el cómico emprenderá diversos proyectos de humor y ficción en Telecinco y Cuatro, y producciones de cine a través de Telecinco Cinema, la filial cinematográfica de Mediaset España.

Y si no es la crisis, es la audiencia la que cierra programas que apuntaban fuerte pero que con el paso de las semanas se han ahogado en un pozo. Será este próximo domingo cuando se despida del público ‘Buenas noches y Buenafuente’ tras sus discretos datos de audiencia. Poco más de un mes le ha durado el regreso a Andreu Buenafuente a Antena 3, que en el penúltimo programa de El Terrat únicamente pudo hacerse con un pobre 7,7% de cuota y apenas 1,5 millones de espectadores.

Ayer tanto la cadena como la productora apostaron por la visita del actor Javier Bardem para mejorar las cifras y no abandonar el proyecto con tan mal sabor de boca, aunque Andreu ya ha avisado que la audiencia no le hará reinventarse. Pues él verá, puesto que el público parece que le está pidiendo un cambio a gritos. Un cambio que, de pensárselo mejor, podría experimentar en La Sexta, su antigua cadena, ya que en los próximos meses Antena 3 ya podrá integrar de forma oficial esta última cadena. No mucho mejor le va a Javier Sardá con su ‘Usted perdone’, aunque aquí la diferencia radica en que el programa del ex presentador de ‘Crónicas’ sólo contaba con un encargo de seis entregas.

Sin embargo, la cadena que parece últimamente intratable es Telecinco gracias, sin lugar a dudas, a ‘Gran Hermano 12+1’. De hecho, el pasado jueves con la falsa final barrió en la parrilla con un 22% y afianzó el liderazgo de la privada en mayo. Por otro lado, quien pensara que el tirón de audiencia de Belén Esteban había bajado, estaba muy equivocado. Ya sea por la novedad o por el morbo su presencia en el nuevo espacio del ‘Deluxe’, ‘Los ojos de Belén’, está convirtiendo a la cadena de Paolo Vasile en líder de los viernes. Y qué decir de la noche del pasado viernes en la que contó su enésimo divorcio, pintado eso sí como el definitivo, aunque el tiempo lo dirá… y las ganas de engordar los bolsillos, también.

En fin, que el éxito de un proyecto es todo un misterio. Pero a quien no le acompañe la suerte ya puede rezar e ingeniárselas para sobrevivir y no morir en el intento… porque es todo un enigma los factores que contribuyen a un triunfo por mucho que se estudien todo tipo de condicionantes, aunque como dijo Churchill “El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse”. Pues la televisión no va a ganar para tilas…

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: