Pjimenez 80x111 original

Correr y Mucho +

Pablo Jiménez Martín

Excesos

Kilian pirineos2010 detail

Se acerca la” temida” Navidad con sus comidas-cenas familiares, de empresa y de amigos, acompañadas de sus correspondientes salidas nocturnas

Se acerca la” temida” Navidad con sus comidas-cenas familiares, de empresa y de amigos, acompañadas de sus correspondientes salidas nocturnas.

Por otro lado son las deseadas Navidades donde nos reencontramos con familiares y amigos y podemos disfrutar de competiciones o encuentros deportivos típicos de estas fechas.

Con este panorama nos encontramos con dos caras y pondremos a prueba nuestra fuerza de voluntad

Por un lado tenemos que hacer frente al día después de esas grandes cenas y sobre todo que esos pequeños excesos no acumulen un gran exceso al final de estas fechas. Por otro lado seguir disfrutando de nuestras actividades, cuadrando agendas para poder llegar, en ocasiones, a un montón de eventos deportivos de estas fechas, carreras de navidad, salidas de clubs, viajes de esquí,…

El estómago suele ser el gran perjudicado. Tanta cantidad y variedad de comida se refleja instantáneamente en la molesta sensación de digestiones interminables

Mi propuesta para estos días va en dos direcciones. Por una parte, incluir dentro del menú alimentos que, ayudan en los procesos digestivos y depurativos. Y otro frente, limpiar la sangre.

 

Aliviar el estómago

Ciertas especias y plantas mejoran la digestión, eliminan los gases y favorecen la acción de los jugos del estómago. El hinojo, el laurel, el orégano o el tomillo en los platos más contundentes del menú, sirven para hacerlos más digestivos.

Es muy útil también escoger recetas con hortalizas como escarola, endibia, alcachofa o cardo.

Las infusiones proporcionan bienestar. Sin embargo, no siempre se toman las plantas más indicadas y de la mejor manera. De la misma manera, unas resultan más efectivas si se toman antes de comer y otras si se toman durante el postre.

La menta antes de comer favorece la secreción de jugos gástricos y prepara al estómago para la digestión. Por el contrario, la melisa y la manzanilla son más eficientes si se toman después de una comida por su efecto relajante .

El anís o las semillas de hinojo favorecen la eliminación de los aires, y su efecto es igual antes o después de comer.

El regaliz tiene un importante efecto antiulceroso. Las plantas amargas como el boldo o la alcachofa estimulan las secreciones digestivas, en particular las del hígado y la vesícula, por lo que ayudan a digerir las grasas y a depurar el organismo. Sus resultados son más visibles si se toman después de una comida copiosa.

La piña fresca como postre es la elección más saludable si el menú ha sido contundente en proteínas (marisco, fritos, carnes y pescados), algo relativamente habitual por estas fechas. Asimismo, tomar uno o dos yogures bífidus al día también es un buen refuerzo para el sistema digestivo.

Limpiar la sangre

Los excesos durante estos días dificultan el trabajo de depuración de la sangre que desempeña el hígado

La alimentación influye en la circulación de la sangre, haciéndola más o menos fluida y aliviando los síntomas derivados de una mala circulación (pesadez de cabeza, piernas hinchadas o manchas rojas en la piel).

Los excesos de alcohol, grasas, proteínas y azúcares durante estos días dificultan el trabajo de depuración de la sangre que desempeña el hígado.

La recomendación de llenar la despensa de alimentos diuréticos y concentrados en antioxidantes para depurar el organismo es un consejo válido. Comenzar cada día tomando un zumo de pomelo, limón o zanahoria con naranja es un buen recurso antioxidante y aporta las vitaminas que el cuerpo necesita para recuperarse.

Si sufrimos los efectos del alcohol ingerir sólo alimentos suaves, que no agraven la irritación de la mucosa del estómago, lo mejor para esto es un yogur. Conviene acompañarlo de un analgésico para el dolor de cabeza y el malestar general .y luego, un poco de ejercicio y una ducha o baño relajante.

Aunque el mejor remedio para no tener esa sensación de resaca es NO beber alcohol, así de simple

Aún con todo esto, lo mejor es seguir nuestros hábitos en la medida de lo posible y reservarse momentos para disfrutar de un buen entreno en solitario y hacer balance de este año.

Felices y deportivas Navidades

@PablerasJim

Comentarios

DON PELAYO 26/12/2012 13:34 #1
¿Pero usted es médico acaso? Me parece un atrevimiento este articulo, de ahí la cantidad de sandeces que comenta usted en este artículo.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: