F rodriguez lopez original

Contando habas

Fernando Rodríguez López
Blog de Fernando Rodríguez López.

Más reformas, por favor

No quiero parecer pesimista, pero€Ś estamos en crisis. Y de las malas, por muchas razones, y no es la menos importante que en esta ocasión no podemos contar con el déficit público para que nos acompañe hasta la salida; más bien es al revés, tenemos que encontrar la salida solos mientras el déficit nos dice adiós€Ś o nosotros a él€Ś Así es, porque los mercados que antes nos daban financiación ahora ponen reparos, tienen sus dudas de si España podrá o no devolver lo comprometido, así que la prima de riesgo sube y sube. Como ya hemos aprendido esto, también sabemos que hay que seguir conteniendo los gastos públicos y que hay que aumentar (más) los impuestos, no tanto para evitar el déficit (eso llevará más tiempo€Ś) como para demostrarle a Alemania y a la Comisión Europea que somos buenos chicos (lo vamos a necesitar si queremos apoyos para la compra de deuda española, por ejemplo).

Entonces, Âżsabemos ya todos que hay que aumentar impuestos? Bueno, todos no. Por ejemplo, parece que el Gobierno todavía no lo sabe, y se sigue preguntando si habrá que subir el IVA, o si será necesario eliminar la deducción del IRPF por adquisición de vivienda (entre otras cosas). ÂżPero es que no leen los periódicos? ÂżNo hablan con la Comisión Europea, con el FMI, con Angela Merkel? Pues claro que habrá que subir impuestos, faltaría más, a estas alturas eso ya no se puede dudar, genera confusión y desconfianza en nuestros gobernantes (Âżcómo es posible que no lo sepan?... Âżqué otras cosas no sabrán?...).

Siendo ello así, muchos ciudadanos nos atreveríamos humildemente a pedir dos cosas. La primera, que nuestro Gobierno nos diga cuanto antes, ya mismo si es posible, cuál es la subida de impuestos que, para Alemania y la Comisión, demuestra ya nuestro compromiso resuelto y cierto con la consolidación fiscal, que obviamente es una condición previa para posteriores apoyos. No debe de ser muy difícil de averiguar, aunque luego quizá le dé un poco de vergĂźenza comunicarlo a los ciudadanos, pero si así somos capaces de ir calculando cuánto más nos va a costar el día a día también podremos saber si ahora nos podemos permitir cambiar de móvil o salir de vacaciones, por ejemplo. Para nosotros sería un alivio.

La segunda petición, y ya que vamos a tener que pagar más impuestos€Ś Âżno sería sensato seguir con las reformas para reducir los gastos públicos, para emplear mejor NUESTRO dinero? No todos los gastos, claro está, pero a lo mejor podríamos empezar por los que parecen menos útiles. No es que quiera negar algunos de los logros del modelo autonómico previsto por la Constitución Española y desarrollado durante 30 años, pero€Ś Âżde verdad todo el modelo es igual de útil? No es un debate fácil, así que empecemos por los tópicos: Âżes sensato tener 17+1 defensores del pueblo, 17+1 Consejos Económicos y Sociales, 17+1 tribunales para la defensa de la competencia, 17+1 tribunales de cuentas, 17+X tribunales superiores de justicia, 17+1 boletines oficiales, 17+1 gobiernos, 17+1+1 parlamentos, 17 calendarios laborales (!nuestro Santo es el mejor!), 17 regulaciones sobre contaminación, 17 sistemas sanitarios, 17 sistemas educativos€Ś? Quizá piensen que sí, pero les aseguro que hay mucha mucha gente por ahí (cada vez más, diría) que tiene serias dudas. Algunos incluso dicen que en algún momento debimos volvernos un poco locos por aprobar esto, o por dejarnos engañar para hacerlo.

Y es que además, para aumentar la esquizofrenia, parece que por cada política que se transfiere a las Comunidades Autónomas necesitamos un órgano de coordinación, como si quisiéramos que cada región desarrollara sus políticas con total libertad y responsabilidad pero a la vez quisiéramos que todas hicieran cosas parecidas para evitar desigualdades. Sanidad descentralizada, por ejemplo, por si en Castilla y León en algún momento decidimos cuidar más el corazón y en Murcia los riñones, que nunca se sabe. PERO para evitar descoordinación, eso sí, creamos el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, con 17+1 miembros.

Y así (si tiene prisa, pase al final€Ś) la Comisión permanente de Trasplantes, el Comité Interterritorial de Estadística, el Comité Interterritorial de Justicia, el Comité Interterritorial de la Agencia Estatal del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la Conferencia Interterritorial del Deporte, la Conferencia Nacional de Transportes, la Conferencia para asuntos relacionados con las comunidades europeas, la Conferencia sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural, la Conferencia sectorial de Administración de Justicia, la Conferencia Sectorial de Asuntos Laborales, la Conferencia sectorial de Asuntos Sociales, la Conferencia sectorial de Consumo, la Conferencia sectorial de Cultura, la Conferencia sectorial de Educación, la Conferencia sectorial de Industria, la Conferencia sectorial de la Mujer, la Conferencia sectorial de Medio Ambiente, la Conferencia sectorial de Pesca, la Conferencia sectorial de Turismo, la Conferencia sectorial del Juego, la Conferencia sectorial del Plan Nacional sobre Drogas, el Consejo de Coordinación Universitaria, el Consejo de Política Fiscal y Financiera, el Consejo Interterritorial contra la Violencia de Género, el Consejo interterritorial de Educación, el Consejo interterritorial de Empleo, el Consejo Interterritorial de Internacionalización, el Consejo Interterritorial de Juventud, el Consejo Interterritorial de Servicios Sociales, el Consejo Interterritorial del Sistema de Atención a la Dependencia, el Consejo Interterritorial para la gestión del Plan Nacional de Regadíos, el Consejo Nacional de la Discapacidad, el Consejo Nacional del Agua, el Consejo Nacional del Clima, el Consejo Territorial del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, todos como mínimo con 17+1 miembros, y todos con sus Secretarías, sus Grupos de Trabajo, sus reuniones en Madrid (Âżse imaginan la cantidad de atascos y de emisiones de CO2 que se podrían evitar? !Hasta podría bajar el precio de la gasolina!), sus dietas, sus reuniones bilaterales, sus negociaciones, en fin, su todo.

Algo chirría en todo esto, Âżno? Quizá sólo nos lo parezca a algunos, no sé, ustedes dirán. Lo más curioso es que la clase política suele decir que no, que todas y cada una de las instituciones son necesarias. Puede que sea por esa frase que dicen dijo Upton Sinclair (el de la foto de aquí abajo), que "es difícil convencer a alguien de una verdad cuando su empleo depende de que no se lo crea". Pero si el Gobierno quiere de verdad sanear la economía, si de verdad quiere hacer reformas, Âżno sería sensato empezar cuanto antes una revisión del modelo para empezar cuanto antes a recortar gastos inútiles?

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: