Silueta original

Con la verdad por delante

Gabriel De la Mora
Blog de Gabriel de la Mora en Tribuna de Salamanca.

Cronistas de la ciudad

Farola.salamanca.enero2014 detail

La desinformación del común, por el control oligopólico de los medios de comunicación, es una de las grandes lacras de nuestra democracia local; la falta de rigor y el desconocimiento de algunos articulistas quizá sólo sea vagancia o escaso interés por la verdad.

En esta nuestra Salamanca es bien conocida la falta de pluralidad de la prensa escrita, tras el lamentable cierre del Adelanto de Salamanca y la última aventura marianista del Tribuna de Salamanca. La Gaceta Regional copa el mercado desde los tiempos fascistas, y al servicio de los mismos intereses, los de siempre. Sólo El Norte de Castilla hace unos pocos años que se atrevió a desembarcar, con datos modestos y un futuro incierto, siendo un diario que suele informar de forma veraz sobre la agrupación de electores a la que represento como concejal y diputado provincial.

 

Es precisamente en dicho medio, en el que escribe cierto cronista, quien, sin embargo, en los últimos tiempos demuestra muy escaso respeto por la verdad, opinando sin conocimiento de causa, lo que ciertamente no debería ser admisible desde la posición especial que ocupa al escribir periódicamente en dicha publicación. Jotamar, que así se denomina el interfecto, en su última “crónica”, se atrevió a afirmar, de forma jocosa y despectiva, que mi compañera Virginia Carrera sólo, o al menos principalmente, fue al último pleno del Ayuntamiento a proponer que se pintaran las farolas de la plaza mayor de color violeta con ocasión de la conmemoración del día de la mujer en los próximos días, evidenciando el nulo conocimiento de la realidad pues nunca sucedió tal cosa, resultando que dicha propuesta fue realizada en el Consejo Sectorial de Mujer una semana antes y dentro de un paquete de numerosas posibles medidas.

 

Entre estas medidas se encontraba la cacareada de, simbólicamente y por un día pintar las farolas de la plaza, pero también que todos los 8 de marzo se ponga el nombre de una calle de la ciudad a una feminista salmantina o que tenga relación con Salamanca, proponiendo que este año la persona elegida sea Clara Campoamor; que la administración local adquiera el lenguaje inclusivo en todas sus comunicaciones, documentos y publicaciones; que se apruebe un plan específico de empleabilidad para grupos determinados de mujeres que por cuestión de estereotipos tiene dificultades en la inserción laboral; que cada vez que haya un asesinato se ponga un crespón negro en el balcón del Ayuntamiento; que se cree un tablón de igualdad en los centros cívicos para colocar información y para crear un mural donde se anoten cada una de las víctimas por violencia machista del año; que se publicite el trabajo en el área de Igualdad del Ayuntamiento a toda la ciudadanía en centros educativos, centros sanitarios, asociaciones de vecinos; que se cree un buzón en la web del Ayuntamiento para denuncias; que se realicen acciones de sensibilización en materia de igualdad en los autobuses urbanos a través de cartelería; que se coloquen carteles colgantes de las farolas con el símbolo feminista; que se haga un ciclo de cine feminista en algún espacio del Ayuntamiento o que se lleve a todos los colegios públicos de la ciudad, una campaña especial de visibilización de igualdad de la mujer en el ámbito laboral, etc.

 

Estas propuestas fueron remitidas a los medios de comunicación, no obstante, es evidente que nuestro cronista no se enteró, pues al parecer prefiere comentar chascarrillos de cierto concejal de Ciudadanos realizados en el último pleno, de quien por cierto se desconoce haya realizado propuesta alguna sobre la cuestión.

 

Es verdaderamente lamentable la falta de conocimiento e interés de quien se debería presuponer una mayor diligencia en el acceso a la información, aunque sólo sea por revisar el mismo diario en el que escribe habitualmente. No obstante, no es una novedad, puesto que hace unas semanas se despechaba contra mi persona, sin nombrarme, también por unas presuntas declaraciones publicadas en La Gaceta, y que nunca realicé, acusándome de dedicarme a otras cosas bien distintas para las que me presenté a las elecciones municipales, nuevamente evidenciando el total desconocimiento de la actividad de Ganemos Salamanca y la mía en particular, comportamiento buscado por ciertos medios de comunicación en nuestra provincia, cuyo interés radica en desprestigiar a nuestra agrupación y por la cuenta que les trae.

 

En este sentido, hay que recordar que La Gaceta de Salamanca es una herramienta de ciertos poderes económicos que pretenden sobreponerse a los representantes democráticos, para mantener su status quo e imponiendo su visión de malos y buenos, cuando no, resultando un mero receptor de fondos públicos al servicio de quien mejor pague, pues el tándem PP-PSOE les entrega desde las distintas administraciones cientos de miles de euros anualmente de forma absolutamente opaca, discrecional y arbitraria, con el objeto de controlar a la opinión pública, desinformando a la ciudadanía. Normal, si acaso se observa el consejo de administración de la empresa editora, en el que se sientan miembros destacados del Partido Popular, como el exsenador José Muñoz.

 

De este modo, no nos cabe otra opción que seguir informando de nuestra actividad, nuestra labor de oposición y nuestras propuestas a través de nuestros propios medios, y la impagable función de la prensa digital y el resto de medios no escritos, pudiendo ofrecer nuestra información propia a través del nuevo portal web de transparencia y participación, lo que esperemos que en pocos días sea una realidad, y el susodicho Jotamar pueda tener acceso a toda la información de forma directa, sin sesgo mediador alguno, evitando columnas de opinión basadas en hechos falsos, irreales, cuando no manipulados por los poderes fácticos habituales.

Comentarios

Ese lenguaje.... 04/04/2017 16:12 #3
Mira "ignorante". Tras leer el artículo del político, que no periodista Gabriel de la Mora, me quedé muy preocupado por su fondo, no así tanto por su forma, pero tras pensarlo mucho, preferí referirme a algo mas ligero como fue la forma. De ahí el comentario sobre "Statu Quo". Pero vayamos al fondo que es lo que a ti te preocupa. Si ese mismo artículo lo hubieras firmado tu, con tu nombre y apellido, TE ASEGURO que te hubiera puesto un "me gusta", pues coincido mucho en el análisis del mismo, aunque a Gabriel se le olvida que el resto de medios de comunicación, digitales principalmente, también tiene una línea editorial muy clara y en demasiadas ocasiones cae en el polo opuesto de los ejemplos que el político Gabriel expone. Pero" no se puede estar en misa y repicando". Gabriel de la Mora es un político, con sus aciertos y errores, y Jotamar un periodista, con sus aciertos y errores. Uno lo que tiene que hacer es política o propuestas políticas, y el otro periodismo, sean mas acertados o no ambos. Gabriel lleva muy mal que un periodista le critique, y mucho menos sin argumentos lógicos (es comprensible), pero entra dentro de sus obligaciones como representante político de los ciudadanos. Gracias a este medio también es comentarista, pero no habla muy bien de él aprovechar estas líneas para ajustar cuentas. Debe aguantar las críticas y ofrecer una sonrisa, como hacen el resto de políticos nacionales, regionales y locales. Los del P.P, los del Psoe, los de Ciudadanos o del partido que sea. Si un periodista incurre en una calumnia lo que no debe hacer es quejarse, sino ir a los tribunales, pues también el derecho a la información tiene sus límites. Pero Gabriel de la Mora creo que preferiría tener bajo su mando un "ministerio de la información" como lo ejercieron en su momento hombres tan destacables como Fraga Iribarne, Joseph Goebbels o mas recientemente Nicolás Maduro. Puede ser que el político Gabriel de la Mora no sea tan facha y se conforme con actitudes tan poco democráticas como las que últimamente nos ha regalado el nuevo presidente norteamericano en sus enfrentamientos con la prensa, donde ha dividido a los periodistas en periodistas buenos y periodistas malos. Y repito, no digo que no tenga razón, sino que teniendo el cargo que ostenta no debería caer en ese viejo vicio de perseguir y acusar a quienes firman opiniones que no le gustan.
ignorante 28/03/2017 10:47 #2
si leyeras a fondo el articulo lo de la falta sería lo de menos, no por estudiar derecho tiene que ser perfecto, como por suerte tu pareces ser, los demas somos ignorantes porque no hemos estudiado. Salamanca cada año va a menos y la llevan gobernando durante 40 años los mismos y la prensa de salamanca que dice a eso.
Ese lenguaje.... 07/03/2017 10:31 #1
"Status Quo" es el nombre de un grupo de Rock. En el contexto que lo usa Gabriel se escribe "Statu Quo", sin esa S final. Bastante ignorante nos ha salido el chaval, sobre todo si tenemos en cuenta que presume de sus conocimientos en derecho, donde el uso de latinismos es bastante habitual

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: