Andres macario silueta2 original

CEO Digital

Andrés Macario
Blog sobre transformación digital de Andrés Macario

Si las tostadoras hablaran

Bosch detail

Somos muchos los entusiasmados con los avances de la Era Digital. Estamos con el 'digital' todo el día en boca y –dicen- con el móvil a menos de un metro de distancia el 90% del tiempo. Ojo, ¡del día y de la noche! 

La verdad es que es apasionante el escenario de oportunidades que brindan los nuevos dispositivos y, sobre todo, la híper-conexión de todos ellos y la circulación de todo tipo de datos en las redes. La vida se hace ciertamente más fácil y, quizá, emocionante, mientras la tecnología puede permitirnos aprovechar mejor nuestro talento y habilidades.

 

Sin embargo es necesario que entremos en este mundo de manera responsable y conociendo todas sus implicaciones. Al igual que antes de disfrutar las prestaciones de un buen coche debemos aprender a usar los espejos retrovisores y que antes de surcar la alta mar en un velero es necesario que conozcamos cómo actuar cuando ésta es brava o cuando el viento no sopla a nuestro favor, cuando navegamos por internet tenemos que conocer el medio en el que nos movemos y cómo nos puede afectar en condiciones adversas.

 

El futuro próximo, además, nos habla de algo más que navegar nosotros. Nos invita a conectar los elementos que nos rodean. Nuestros electrodomésticos parecen llamados a navegar por sí mismos para facilitarnos la vida. Empezamos con las cámaras web, las impresoras y las televisiones, y poco a poco iremos viendo conectarse nuestros termostatos y calderas y, por qué no, nuestras cafeteras y tostadoras. Cambia el concepto: ya no somos nosotros, controlando la privacidad de nuestros perfiles en redes sociales. Son nuestras máquinas las que se comunican, y esto puede hacernos perder la sensación de necesidad de control.

 

Hay una parte de información que ofrece el Internet de las Cosas (IoT) al que estamos más o menos acostumbrados. Después de aceptar a diario multitud de políticas de cookies, entendemos que nuestros intereses –que se desprenden de las páginas que visitamos en internet- puedan ser datos de los que las marcas se valgan para ofrecernos productos. Pero esto es sólo publicidad, comunicación, sobre la que decidimos el grado de atención a prestar. Ahora, si empezamos a conectar otros electrodomésticos, la información que ofrecemos va mucho más allá.

 

Con las Smart TV estamos dando a conocer nuestros intereses como telespectadores y en materia de entretenimiento, relacionados con una dirección IP. Si empezamos a conectar otros dispositivos por wifi, estamos ofreciendo una foto completa que puede incluir la temperatura a la que mantenemos el hogar, el tiempo que pasamos en casa y los días de la semana en que tomamos café y tostadas. Esta foto tan completa de nuestra cotidianidad no tiene por qué ser mala si nos ayuda a vivir de forma más confortable y, sobre todo, si nos permite elegir qué información ofrecemos y a quién.

 

Nuestra experiencia en internet hasta el momento sólo ha sido un entrenamiento. Tenemos que adaptarnos a los nuevos modos de vida, pues la tendencia es imparable. Pero es importante también que aprendamos a elegir los dispositivos, conexiones y redes que utilizamos, prestar siempre atención a la configuración de la privacidad y tomarnos de una vez en serio los hábitos y políticas  de seguridad, como la gestión de usuarios y contraseñas. Lo queramos o no, internet también es una vía pública donde es necesario conocer el código de circulación y todas las señales, sean de preferencia o de peligro. Porque quedarse en casa sin “salir”, ¡no es una alternativa!

 

SOBRE EL AUTOR

Andrés Macario es un empresario de Valladolid, fundador y director general de Vacolba, partner de negocio orientado a la venta en internet, que opera desde el año 2006 como distribuidor oficial de Movistar de ámbito nacional. Andrés está muy presente en el mundo digital a través de su blog andresmacario.com y su cuenta en Twitter @andresmacariog

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: