P garcia 80x111 original

Buen ciudadano Canino

Pedro García

Mi perra está en celo, ¿qué es eso?

 
Esta pregunta, me la han formulado muchas veces los propietarios noveles con perras, espero que este breve relato le solucionen sus dudas.El celo es el reflejo de la actividad sexual de las hembras. Suelen tener el primer celo entre los seis y los nueve meses de edad, aunque depende de cada raza. En general, las más grandes tienen el primer celo más tarde. Si a los 18 meses de edad la perra no ha tenido su primer celo, hay que consultar con el veterinario para averiguar los motivos.El primer celo se produce en la pubertad y si se retrasa, puede ser debido a varios factores como: las condiciones ambientales, la presencia de otras hembras o la ingesta de ciertos medicamentos. La perra tiene entre uno y dos celos al año, que también se denominan estros y que, en principio, deben ser regulares.Si el celo, que dura alrededor de 15 días, aparece cada cuatro meses, o menos, la perra puede tener algún tipo de problema en su aparato reproductor. En caso de que el celo dure más de 21 días es recomendable acudir al veterinario. Entre los dos y seis años de edad, las hembras son en general constantes en la duración de su ciclo  y en los intervalos de estos. Ya a partir de los siete años de edad, que es cuando acaba la edad reproductiva óptima, puede haber cambios en la regularidad del "ciclo ovárico”.PerraCada vez que la perra tenga el celo, se notará un cambio de comportamiento en el animal, así como ciertos síntomas físicos: aumento del tamaño de la zona genital y las típicas hemorragias, que son más abundantes en los primeros días del ciclo.El estro consta de dos fases: la primera en que la perra tiene pérdidas de sangre, la vulva inflamada y atrae a los machos con su olor, pero los rechaza. Y la segunda fase, en la que las pérdidas de sangre son menos abundantes, la vulva está más inflamada y la perra acepta el apareamiento con los machos.Por otro lado, no es cierto que las perras tengan que criar al menos una vez en la vida. Si una perra no se queda preñada nunca, no afecta a su salud. Y es que la perra no tiene necesidad física de aparearse.Si la hembra no está esterilizada, es fácil que ocurra un accidente y quede preñada. Un animal es responsabilidad del dueño y este debe buscar su bienestar. Con la esterilización, además de evitar embarazos no deseados, se previenen enfermedades en la hembra como: los quistes ováricos, los tumores mamarios o los embarazos psicológicos. En cuanto a los fármacos para evitar el celo, tienen efectos secundarios, así que la opción más recomendable es la esterilización.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: