Blog autor

Blog Miguel Refoyo

Tribuna de Salamanca

Espectaculares robots y aventuras de espada y brujería

€˜Tranformers: El lado oscuro de la luna€™ y €˜Caballeros, princesas y otras bestias€™ son dos títulos veraniegos que lucharán por la taquilla de esta semana antes de la llegada de la inminente llegada de €˜Cars 2€™.

ÂżQué cine se le puede pedir al verano? Evidentemente con el calor asfixiante lo mejor es disfrutar de películas ligeras, entretenidas, creadas por y para el usufructo del espectador con una intención comercial que abdica en la demanda del gran público. Es lo que suele llamar con el anglicismo de cine €˜mainstream€™.

El verano deja así algún que otro €˜blockbuster€™, que a su vez es aquel filme creado para arrasar en taquilla. Esto, unido al incesante goteo de secuelas (vamos a una o dos por semana) trae consigo que el estreno destacado sea, por promoción y ostentosidad, la tercera entrega de €˜Tranformers€™, que lleva por subtítulo €˜El lado oscuro de la luna€™. Detrás de este mamotreto técnico de espectaculares efectos especiales y aspiraciones taquilleras está, como no podía ser de otro modo, Michael Bay, posiblemente el cineasta más megalómano de su generación y ferviente creyente en el séptimo arte como negocio de espectáculo estratosférico.

Si a eso, añadimos el olfato como productor del €œRey Midas€ de Hollywood, Steven Spielberg y a James Cameron, que ha asesorado a Bay para mejorar y definir los logros de la tecnología 3D, tenemos el retrato robot de una película destinada a volver a hacerse con gran parte de las ganancias de las películas veraniegas 2011.

La saga basada en la famosa línea de juguetes de Hasbro y luego reconvertida en serie de televisión continúa con este tercer €˜Transfomers€™, que comienza en los años 60, con el descubrimiento por parte de Neil Armstrong y Buzz Aldrin durante la misión Apollo 11 del Arca, una astronave cibertroniana que amenaza, varias décadas después, con provocar una guerra tan grande que ni los propios Transformers podrán abarcar dentro de la Tierra. No falta, por supuesto, el enfrentamiento entre los Autobots liderados por Optimus Prime contra los impíos Decepticons, capitaneados por Megatron y Sentinel Prime. Tampoco falta el protagonista de las anteriores películas Shia LaBeouf o algún rostro ya visto como el de John Turturro.

La que no está es la espectacular Megan Fox, que tras un choque de palabras con Bay y unas declaraciones pasadas de rosca que molestaron a Spielberg, ha dejado el testigo a otro bombón curvilíneo llamado Rosie Huntington-Whiteley. Sorprende, a la vez, lo nutrido de un reparto de calidad donde Patrick Dempsey, John Malkovich, Frances McDormand y el mísimimo €œDr. Spock€ Leonard Nimoy tienen cabida en este aparatoso espectáculo de fuegos artificiales y aventuras tecnificadas.

Otra de las propuestas que suena como ideal cinta veraniega es €˜Caballeros, princesas y otras bestias€™, insólita comedia irreverente del director de €˜Superfumados€™ David Gordon Green. Y es insólita porque se mezclan diversos géneros y elementos de matices cómicos y arriesgados; desde la épica aventura medieval, batallas de espada y brujería y un reparto acostumbrado a la comedia, con Danny McBride (conocido por la serie de la HBO €˜De culo y cuesta abajo€™), James Franco, Zooey Deschanel y una polifacética Natalie Portman, que parece haber cogido el gusto a la variedad interpretativa. McBride y Franco dan vida a dos hermanos príncipes en una atrevida misión para rescatar a la prometida del heredero al trono antes de que el reino de Mourne caiga en el caos.

El regreso a la dirección de Mateo Gil después de once años desde €˜Nadie conoce a nadie€™ se produce con el €˜western€™ crepuscular €˜Blackthorn. Sin Destino€™, sobre el legendario forajido Butch Cassidy, sobre el que se especula una vida escondido bajo el nombre de James Blackthorn si no hubiera muerto junto a Sundance Kid. Sam Shepard, Stephen Rea y el español Eduardo Noriega son el trío protagonista. Por último, cabe destacar €˜Win Win, Ganamos Todos€™, tragicomedia independiente del siempre estupendo cineasta Thomas McCarthy, que tiene bajo sus órdenes al no menos sugerente Paul Giamatti, interpretando a un pobre hombre que es entrenador del equipo de lucha libre escolar y su relación con una joven promesa que parece ser la solución a todos sus problemas... hasta que aparece su madre recién rehabilitada de las drogas y con ganas de sacar partido.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: