Blog autor

Blog María Crespo

Tribuna de Salamanca

Madrid, la geometría del vértigo

Si te gusta la capital pero te dan pereza sus atascos y sus prisas, agosto es el mes perfecto para visitarla. Búscate una excusa, artística o cachonda y disfruta de un Madrid no apto para acrofóbicos.

Es difícil estar en Madrid y no pasear por la Gran Vía porque, de alguna forma, el ciudadano y el turista siempre terminan serpenteando por sus aceras (y no sólo por todas discotecas que la rodean, !ve al Wurlitzer!). Como una panorámica de Antonio López, disfrútala desde la séptima planta del Hotel de las Letras en el número 11.



Ático de las Letras (Gran Vía, 11), un sitio tranquilo desde el que asomarse al ajetreo de la ciudad / Hotel de las letras

En este pequeño ático de madera puedes evadirte del ajetreo urbano desde la una del mediodía hasta la una de la madrugada de lunes a miércoles (o hasta las tres, con Dj€™s, de jueves a domingo). Si quieres perderte, este es tu sitio (está acondicionado para estar tranquilo !y no achicharrarte!).



Siempre en movimiento la terraza del Hotel Oscar gana puntos al caer la noche€Ś / Hotel Óscar

En la plaza Vázquez de Mella (!entre Chueca y Gran Vía!) está la terraza del hotel Oscar. Sube a la octava planta (no hace falta reserva y el acceso es de 7 a 2 de la mañana, abierta hasta las 3), porque huele a vacaciones.

La terraza Splash@Oscar, diseñada por Tomás Alía, está de moda y es uno de mis lugares preferidos para tomar unas cañas o un mojito disfrutando de la puesta de sol. En su pequeña piscina se reflejan las siluetas del Círculo de Bella Artes, Correos o del edificio de Telefónica. El ambiente es variado: puedes encontrarte a turistas, modernos y alguna cara conocida camuflándose entre risas y amigos.

Te espera una vista de 360º de Madrid para disfrutarla sentado sobre su suelo ajedrezado o recostado sobre una cama ibicenca. Recomendable: Cosmopolitan, Mojito o Bloody Mary. Precios razonables.


Espontánea, con buen ambiente y precios razonables€Ś ÂżTe dejas caer por Lavapiés? / Gaudeamus

Imprescindible. Gaudeamus es una interesante terraza situada en la azotea del Edificio de las Escuelas Pías (calle Tribulete 14, 4ÂŞ planta). Este café- restaurante conquista incondicionales a ritmo de conciertos, exposiciones fotográficas, cuentacuentos o cursos de cocina (!este verano también abre los domingos! L-V de 15 a 00h; S y D de 18 a 00h).

En ruinas hasta 1997, este edificio del s. XVII incendiado durante la Guerra Civil es hoy sede de la UNED. Con dos turnos de cenas, a las 20:30 y a las 22:00 (para el segundo mejor haz reserva), este oasis es perfecto para disfrutar de una cena con vistas a Lavapiés (cocina mediterránea, !prueba sus tostas y las berenjenas y calabacines con miel!), desde el que contemplar el skyline más castizo de Madrid. !Alegrémonos!


De cine negro en la terraza a música en vivo, máximo 4 euros / La Casa Encendida

Pero si hay una terraza sorprende es la de La Casa Encendida, donde te espera desde un clásico de cine negro (sábados; puedes llevar comida y bebida, la entrada cuesta 3 euros y es mejor reservar desde 3 días antes de la proyección) hasta ese Dj americano (como Junior Boys, Dirty Beaches, Washed Out , Downliners Sekt o Awesome Tapes from Africa ) que, por cuatro euros, no te dejará indiferente.

Cuéntame, Âżcuáles son tus terrazas preferidas?

Madrid suena a: Luis Brea €“ Dicen por ahí

Comentarios, sugerencias, dudas€Ś son más que bien recibidas

mibolsoregadera@gmail.com / @mariacrespob

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: