Blog autor

Blog Javier Castellanos

Tribuna de Salamanca

Las palomas de la Iglesia y la Ley Sinde

Mi oficina está frente a la Iglesia de San Juan de Sahagún, el patrón de Salamanca. Mi ventana, de hecho,  da a la fachada de dicha iglesia. Hace unas semanas en la fachada de la iglesia instalaron pinchos de hierro super finos para evitar que las palomas se posen en la fachada. Sabido es que estas €œratas con alas€ están destrozando nuestro patrimonio artístico a base de la acidez de sus excrementos.

El caso es que ahora, que las palomas tienen vetado el posarse en las mejores zonas de la fachada, han empezado a hacerlo en los salientes más inaccesibles. Lugares donde antes no veías nunca palomas. Es seguro que ahora las palomas están mucho más incómodas, y seguro que preferirían seguir posadas en sitios más cómodos. Pero ante todo lo que quieren seguir haciendo es posarse. Ese es el fin que persiguen. Posarse. Antes era más fácil y ahora más difícil. Antes se posaban 20 y ahora quizá sólo 8 pero ahí están. Incansables.

San Juan de Sahagun San Juan de Sahagun

Y  mirando esa fachada, he entendido por qué la Ley Sinde nunca podrá acabar con las descargas.

Señores  políticos, de uno y otro signo, así es exactamente como me siento yo. Como una paloma (aunque ustedes y la industria audiovisual me vean como una rata con alas). Ahora es muy fácil descargar y acceder a contenido del llamado €œpirata€ (ya ni sabría decir si jurídicamente es o no pirata, pues sentencias hay en uno y otro sentido).

Cuando, a partir de marzo, algunas de las webs incluidas en la lista de €œlos más buscados€, al más puro estilo far west, sean cerradas: Series Yonkis, Cinetube, Vagos.es€Ś. veremos rápidamente como algunas palomas desaparecen, pero otras iremos a descargar a otro lugar, de una manera más incómoda, más lenta y con menor variedad, seguro, pero allí estaremos. Posados.

Yo quiero pagar y cuando me lo ponen fácil, a mano y a precios razonables compro, por ejemplo, muchas aplicaciones en mi iPhone.

Obviamente si eres de los que nunca quieres pagar por nada y crees que todo debe ser gratis, el problema creo que lo tienes tú.

Parece bastante razonable pensar que si alguien contrata a 100 personas (con buenos sueldos) para, después de tres años de trabajo y 5 millones de euros invertidos en crear un videojuego, no debiera ser normal tenerlo gratuitamente descargable en una web a los 5 minutos de salir a la venta.

Además todas estas webs tienen muchísima publicidad. Publicidad que, por otra parte, no entra en webs de las llamadas legales y que no pueden competir por contenido con éstas, que obviamente tienen más audiencia.

El problema, por tanto, es simplemente un problema de precio y de oferta.

Oferta porque si, por ejemplo, quieres ver la peli de €œMira quién habla€, una película de 1989, la única manera de verla es en una página de las llamadas pirata porque nadie me ofrece esa película descatalogada y, si lo hicieran, me querrían cobrar por ella como si fuera el Blue Ray de Avatar en 3D.

Y precio porque el 99% de los que descargamos preferiríamos pagar una cuota mensual, en función de nuestro uso, para tener acceso a todos los contenidos en streaming, sin tener que descargar y almacenar cientos de cosas que, encima, jamás veremos.

Deseando estoy por tanto dejar de posarme en los salientes más picudos e innacesibles de las iglesias para poder pagar por posarme en el mejor palomar que pueda pagar a una cuota razonable.

Habrá que ver cómo se ejecuta esto del cierre de webs. Si es algo con sentido, si es algo para que todos los que nos dedicamos a Internet nos echemos a las barricadas o cómo vamos a intentar, entre todos, solucionar lo insolucionable: dónde se deben posar las palomas.

Seguiremos informando

Javier Castellanos
Twitter: @judicatario

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: