Blog autor

Blog de Félix Rodríguez

Tribuna de Salamanca

Llegar a los trabajos desde el corazón

Hay trabajos difíciles, pero no imposibles. Las respuestas las tienes dentro.El diseño no es lo mismo que las matemáticas. No es exacto, no es medible al 100%, no hay un relación 1+1=2 con el cliente. Aquí las cosas funcionan de otra manera, y tenemos mucho que poner encima de la mesa para llegar a solventar un trabajo de forma correcta.
La tarea más complicada para los creativos es la de parir las ideas. Parir nunca fue sencillo. Es complicado llegar a ver la luz de una idea que verdaderamente merece la pena, y por norma no es algo que los clientes valoren en su justa medida. Muchos te dicen eso de "dame alguna idea". ¿dame? es como si vas a la panadería y dices… " No sé qué barra coger… dame alguna barra….". Las ideas se pagan, son parte del trabajo, son el principio y el final, el todo, todo gira alrededor de una buena idea, y el trabajo comienza a pagarse ahí, queridos y posibles clientes.

Volviendo al tema de las ideas, y de que no son matemáticas, digo esto porque hay que comenzar a usar el corazón en los trabajos. Muchas veces nos retorcemos la mente queriendo encontrar una gran idea en los libros de historia, en páginas web que hablan de gente de vidas fantásticas… tiramos a veces de personajes conocidos, que no está mal tampoco… pero pienso que las mejores historias, las mejores ideas nacen de los sentimientos, y son las que tocan de cerca, las que te hacen que los pelos se pongan de punta, las que suelen ser bastante buenas.

A veces cuando las vemos reflejadas en spots nos parecen maravillosas y la gente las ve como "simples" sin llegar a pensar en lo que suponen para la marca y en lo complicado que es que algo parezca simple. Me viene a la mente por ejemplo uno de los últimos spots de Flex, en el que se veía la historia de una mujer que iba a tener a su hijo en su cama. Es una idea sacada de la vida misma, no hay más aditivos, no hay grandes despliegues de cámaras y efectos, ni músicas… todo se centra en contar esa historia, y en relacionar la cama con otras cosas que no son dormir, descansar… etc. Ver la sencillez reflejada en un producto no significa que llegar a esa idea sea sencillo. Hay que buscar los puntos que te pueden unir al cliente final. Esos "inputs" hacen que la gente se mueva un paso hacia tu marca.

Podemos decir que nuestra marca, o la que representamos, es la mejor del mercado, la que más vende, la más moderna, etc etc, pero supongo que si cambiamos "marca" por "persona", cogeríamos a esa persona y la tiraríamos por un puente. No nos gusta que alguien nos diga "soy guapo, soy rico y me envidian". Es pedante y poco respetuoso. Con las marcas es igual.

Busca en ti, en tu vida, en tus experiencias, en las de tu familia y amigos, en tu alrededor, en tu bloque, en tu barrio… seguro que hay miles de experiencias que se pueden convertir en buenas ideas, en ideas cercanas, que calen en la gente. Y sobre todo, comienza a valorarlas y haz que el resto las valoren.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: