Silueta alberto arija original

Arija Station

Alberto Arija

LA UTOPÍA ES POSIBLE

Algunos lo tienen más difícil. En el gran casino en el que habitamos la ruleta está trucada y no todos tienen las mismas posibilidades de ganar o perder, depende en parte del lugar donde vengas al mundo o, en algunas ocasiones, del barrio en el que te críes. Naces unos centímetros a un lado u otro en el google maps y quedas marcado por la dificultad y el trabajo añadido para salir adelante o, simplemente, tener una oportunidad.

He vuelto a Uribelarrea. Quienes son asiduos a esta estación recordarán que allá por septiembre del año pasado contaba el episodio de este pueblo de la Pampa argentina y la historia de Macedonio y Naccuchio. Pues bien. Naccuchio volvió a invitarme a una fiesta y allí he conocido uno de los ejemplos de que a veces, aunque algunos lo tengan más difícil, la oportunidad está en cualquier esquina y en este caso, vestida de música, a través de uno de los proyectos más cautivadores: Una escuela de música que va por los barrios carentes de recursos sociales en busca de alumnos a los que ofrecer la ocasión de proyectarse cultural, musical y socialmente a través de una actividad tan cautivadora como tocar en una orquesta. Este fin de semana he conocido en Uribelarrea a la Orquesta Escuela de Berisso y en concreto a su director y al grupo que integra la Camerata de la Orquesta. Apasionante.

La mañana estaba hermosa en el jardín del Restaurante Leonardo. Bajo las aspas inmóviles de un molino de viento típico de esta región, que preside la plaza verde hay un edificio de ladrillo y madera a modo de auditorio. Allí probaban sus instrumentos once jóvenes de entre diecisiete y veintipocos años, ante la atenta mirada del profesor, el Maestro José Bondar, al tiempo que ensayaban y calentaban los dedos para el concierto que se celebraría antes del almuerzo. Después, Vivaldi, Mozart y Piazzolla, entre otros, sonaron en la tranquilidad del mediodía, mientras una niña hermosa miraba por la ventana desde el jardín atraída por lo que ocurría dentro. Durante aproximadamente una hora los arcos, las maderas, los puentes, los dedos y las partituras nos llevaron a un mundo diferente, espiritual y mostraron que a pesar de que el mundo no sea justo y equitativo para todos, las utopías pueden convertirse en realidad, al menos para estos chicos que componen la Orquesta Escuela de Berisso.

 

El proyecto se inició en 2005 y actualmente son más de quinientos los alumnos que aprenden en esta Escuela, chicos y chicas entre 5 y 22 años, que llegan desde barrios marginales sin acceso a este tipo de educación. Este Centro trata de mejorar la experiencia vital de personas excluidas tratando de devolverles algunos valores, como el esfuerzo, la amistad, la confianza en sí mismos y en sus posibilidades. Los profesores son músicos profesionales que se convierten en lo que ellos denominan “agentes multiplicadores”.

 

El primer paso es integrar la Orquesta Inicial a la que van inmediatamente los niños que entran a formar parte del Centro. Desde ahí, a medida que van adquiriendo conocimientos mediante el proceso directo de ejecutar música desde el inicio, tienen la posibilidad (y de hecho hay ejemplos ya) de proyectarse profesionalmente en este campo a través de la integración en Orquestas profesionales. Pero además, este primer paso de Orquesta inicial les servirá al mismo tiempo para aprender a convivir en grupo y entender lo que significa la cooperación.

 

Esta escuela no tiene una sede fija, sino que trata de ir a los lugares en los que están sus posibles alumnos en un esfuerzo que no tiene precio, que solo se puede sustentar en el convencimiento absoluto por parte de sus coordinadores de que es posible mejorar el mundo en el que viven. Más de quinientos alumnos suponen la imposibilidad de que todos tengan instrumento propio, por lo que comparten los que disponen unos con otros. La Camerata es uno de los grupos que esta Escuela tienen funcionando y ofrece conciertos habitualmente, demostrando en cada uno de ellos que la utopía es posible.

 

Los visitantes de esta Estación pueden navegar por la web de esta Escuela, cuyo link es oeberisso.com.ar

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: