E roberts 80x111 original

Amuletos contra el desastre

Laura Emily Roberts

Los personajes secundarios

There were no women in this nighttime world.(Joyce Johnson)

Estudiando a la generación Beat, he podido comparar dos novelas muy distintas: la famosa En la carretera [On the road] de Jack Kerouac, y la memoria beat Personajes secundarios [Minor characters: a Beat Memoir] de la que fue su pareja durante dos años (1957-1959), Joyce Johnson, y que cuenta sus vivencias a su lado.

Por un lado, sorprende el machismo flagrante de una generación supuestamente tan libertaria. En el libro de Kerouac, escrito después de su primer divorcio y publicado en 1957 (poco después de empezar su relación con Joyce), él y sus amigos hablan todo el rato de ir a buscar €œchicas€, así, en general. Muy pocas reciben un nombre propio y una descripción física (siempre centrada en sus atributos femeninos). €œÂżQuieres ir a buscar chicas?€, €œNo, ahora no; ahora no me apetecen las chicas€. Jonhson, por su parte, cuenta como Jack decía que no quería llevarla de viaje porque €œlas mujeres sólo quieren tener bebés€. €œDeberías buscarte un marido€, le dijo, antes de irse a Europa. €œLa organización social más auténtica para un artista es su banda de chicos€, cita al poeta Allen Ginsberg. También describe los ambientes que frecuentaba con Jack y sus amigos, como el puerto de madrugada lleno de marineros borrachos. €œEscenarios€, decía, €œque nunca había contemplado ni lo volvería a hacer por la única razón de su sexo€. Johnson quería viajar, escribir, quería ser parte de la vida en su dolor y en su alegría. Pero parecía que la rebelión de la generación beat, como tantas otras, sólo estaba hecha para los jóvenes blancos de clase media que querían desprenderse de sus responsabilidades. Al final, Jack, como hijo pródigo, vuelve a casa con su madre, la única mujer a la que se llevó de viaje.

Por otro lado, aunque el libro de Johnson se trate de una memoria, yo he querido leerlo como ficción, a pesar de que contenga los nombres reales de personas que existen o existieron. En la reedición del libro de Kerouac, añadieron entre paréntesis, junto a los nombres de los personajes, a quién representaban en realidad. Tratándose de una novela, si el autor ha querido nombrar a sus personajes así (o no nombrarlos), por algo será. La ficción es ficción; es la forma de trasladar al lector una experiencia a través de las palabras del autor. Esas palabras son ya en sí mismas una interpretación, luego no hay, ni va a haber, un correlato con la realidad aunque nombres, lugares y fechas coincidan.

Una generación en buscar de un hogar nuevo. Una generación que quería crear ese hogar y se olvidó de dejar la puerta abierta. ÂżLo encontraron? ÂżEn las palabras?

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: