Pablo garcia original

A través del Cine

Pablo García Conde
Blog de Pablo García Conde. Críticas de cine

Pulsiones vitales

La última película de la directora francesa Mia Hansen-Løve, Un amour de jeunesse, mostraba cómo una cierta persona puede marcar a otra casi de por vida, cómo el amor (o quizás la pasión, el recuerdo, la nostalgia) perdura pese a la renuncia del mismo, la distancia y el fracaso. Los jóvenes e inexperimentados enamorados acaban madurando y, pese a ello, las reminiscencias de sensaciones pasadas, arrebatadoras pasiones de una época dorada acaban regresando tarde o temprano. En Keep the lights on (dirigida por Ira Sachs) la temática es similar, aunque en este caso la pareja protagonista es homosexual: Erik es un director de cine de documentales a quien le cuesta terminar la obra que ha comenzado (sobre el fotógrafo Avery Willard). La adicción a las drogas de Paul es uno de los problemas que acechan a la pareja y ambos tienen que lidiar con constantes disputas en una relación difícil de sobrellevar. El espectro temporal se alarga unos diez años, cuyas elipsis nos sitúan en distintas etapas en la vida de Erik y sus reencuentros con Paul.

 

Desde el comienzo se nos deja claro el gusto por la imagen explícita, ya sea en las escenas de sexo como en el consumo de drogas, que nos retrotrae a cierto cine independiente estadounidense al estilo de Kids (1995). La fotografía granulada, naturalista, en ocasiones sobreexpuesta y jugando con las posibles tonalidades de la luz y el uso menos convencional de la cámara (personajes fuera del cuadro o bien cortados por sus límites) hacen de esta película una atractiva propuesta para explorar ese otro cine que llega (o no) a nuestras salas. La normalización de la homosexualidad con respecto a la sociedad se hace patente en este film, que trata más bien el aspecto desinhibido del protagonista al romper ciertas barreras, a través de una búsqueda personal doble, de lo propio y de lo ajeno, para encauzar una vida que precisamente se dedica a buscar historias de lo real en sus documentales. Keep the lights on se convierte así en una bella película que retrata el tema universal del amor en una de sus múltiples manifestaciones.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: