Silueta juliocesar original

A mí que me registren

Julio César Izquierdo

Voz de alarma por si nos roban

Te van a robar ¡y lo sabes! Es lo único que les faltó por decir y contar. Y es que en las últimas semanas, lícitamente, trabajadores de una conocida empresa de seguridad están haciendo "puerta fría" por los pueblos de Palencia.

Su mensaje es claro y contundente: usted necesita instalar una alarma en su vivienda. A todo ello añaden que una vecina les ha comentado que han robado por la zona y que nunca está de más el prevenir que el curar.

 

Y no digo yo que no tengan razón. Pero el mensaje subliminal, o a cara de perro, de que los moradores del agro son carne de cañón pone los pelos de punta.

 

No es que te quieran meter miedo, simplemente te están avisando, que todos sabemos que pocos son los moradores del terruño y que la soledad impera. Imagínese que entran estando dentro y le meten un susto de la puñeta. Pues nada, coge el aparato facilitado, se encierra en un cuarto y toca el botón. Y a esperar. Reconfortante.

 

Hombre, se agradece que te quieran vender algo que te permita vivir más tranquilo, aunque mucho me temo que los amigos de lo ajeno saben latín y son capaces de desenchufar hasta la lavadora por control remoto. Otra cosa es el precio, discutible como todo en una sociedad de libre mercado.

 

Y digo yo, que se habrán fijado en la tranquilidad con la que vive la gente por estos pagos del Señor, donde algunos inmuebles tienen por toda protección en sus ventanas una buena persiana, libre de rejas en muchos casos. Muestra, quizás, de una sociedad que acoge con alegría en su seno a paisanos y foráneos, aviso inconsciente de las pocas cosas de valor que encierran las casas. O eso, o que ya sabemos lo poco que se puede hacer ante la visita inesperada de los apandadores.

 

Bromas e ironías aparte, lo triste es la fórmula elegida para colocar el producto, que dan ganas de dejarlo todo y salir corriendo. Vamos, que tienes todas las de perder y que de nada sirven perros y cepos, dar una voz al vecino o llamar por el móvil a la Guardia Civil.

 

Nos van a robar, más pronto que tarde, al igual que ya se nos llevaron -las circunstancias-, a la gente, las infraestructuras, las ganas, la ilusión, la ordenación del territorio, los alumnos de secundaria, las tiendas, las cajas de ahorro, las formas de vida o el carro de Manolo.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: