Silueta juliocesar original

A mí que me registren

Julio César Izquierdo

Festina Lente

Me dice Antonio que va a pedir unas ayudas a Bruselas para pintar las vacas de marrón. Así, al menos, quedará claro que la leche blanca se mueve por ámbitos poco productivos y mejor que la gente la compre en polvo. La leche, amigo lector, no es rentable para el ganadero.

Dice Maruja que cierra la tienda para abrir una virtual en la red social del Internet. Lo que pasa es que no tiene banda ancha y va a mirar si lo puede solventar con la que tiene de cuando fue reina de las fiestas.

 

Apunta Luis que tiene previsto abrir una casa rural al lado de la posada que ya tiene, pues cada día son más las personas que llaman interesándose por sus servicios turísticos. Porque el turismo, aunque algunos no lo crean, es una de las fuentes de riqueza a explotar por nuestros lares.

 

Comenta Carmen que hay gente preocupada por el futuro del medio rural. Y sus amigas dicen que de momento, nada de nada, que pase. Que cuando se interesen por el entero rural empezamos la conversación.

 

Escribe Juan en su diario personal que apenas si queda personal en invierno en su villa y que el pasado de nobleza e hidalguía se ha quedado en agua de borrajas y para dicho viaje no hacen falta tantas alforjas.

 

Reseña Ana que es joven y que tiene ganas de apostar por su tierra y que le hubiera gustado que de pequeña, en el colegio, le hubieran hablado de las bondades de su comarca y de su región.

 

Y nos dice Eutiquio que por la noche se oyen voces raras como de empresarios que quieren invertir por los lares terracampinos, pero que el eco rebota contra una plataforma que han instalado en un valle cercano y se pierde la señal exotérica.

 

Sueña Rebeca con una residencia de ancianos en su localidad mientras su nieto se escolinga por el arambol.

 

Dice Javier que mañana hay reunión en el ayuntamiento. Que viene alguien que debe ser un diputado nacional y que quiere sondear el ambiente. Y contesta Paqui que el ambiente está muy conservado pero que las personas andan un poco envejecidas porque falta oxígeno de regeneración.

 

Vocea Pilar que ya está hasta la peluca y la peineta. ¡Que aquí se vive muy bien! Que faltan cosas, por supuesto, pero que la pelea por el futuro también es cosa nuestra. Y si nos quieren ayudar, las puertas están abiertas.

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: