El Pendón de Ocrato ondea en La Alberca